El próximo 30 de abril ocurrirá el primer eclipse solar parcial del 2022, que permitirá visualizar una “Luna negra”, según informó la Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio (NASA).

El evento tendrá la forma de mordisco al cubrir aproximadamente el 64 por ciento del sol. El fenómeno podrá ser visto antes y durante la puesta del sol, desde algunos sitios de “América del Sur, la Antártida y los océanos Pacífico y Austral”.

“A medida que se pone por el oeste en la noche del 30 de abril, el Sol aparecerá parcialmente eclipsado para aquellos con cielos despejados en Chile, Argentina, la mayor parte de Uruguay, el oeste de Paraguay, el suroeste de Bolivia, el sureste de Perú y una pequeña área del suroeste de Brasil”, precisó.

Te puede interesar: Asamblea Nacional de Venezuela designa a magistrados del TSJ

 

Desde el punto de vista regional, el avistamiento podrá realizarse desde territorios del Océano Pacífico Sur, el Océano Antártico, la costa noroeste de la Antártida, en el Océano Atlántico frente a la costa sureste de América del Sur y las Islas Malvinas.

Según el sitio de SpaceX, las Lunas Negras ocurren aproximadamente cada 29 meses, y es la segunda Luna nueva en un solo mes calendario.

Un eclipse parcial se produce cuando la Luna y el Sol no se alinean perfectamente. Por ende, la primera no cubre por completo al astro, sino que le da, visualmente una forma de arco.

La NASA insiste en que los espectadores deben usar “anteojos de visión solar o de eclipse” para presenciarlo sin que puedan afectar su salud.

El próximo eclipse solar parcial de 2022 se avistará el 25 de octubre,  desde Europa, el oeste de Asia y el noreste de África.

Tomado de: Cubadebate