El 9 de agosto de 1994, hace 27 años, la Asamblea General de la Naciones Unidas estableció que el 9 de agosto de cada año se celebre el Día Internacional de los Pueblos Indígenas.

El Convenio NO. 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), dice que se denomina indígenas a  “los pueblos en países independientes, considerados indígenas por el hecho de descender de poblaciones que habitaban en el país o en una región geográfica a la que pertenece el país en la época de la conquista o la colonización o del establecimiento de las actuales fronteras estatales y que, cualquiera que sea su situación jurídica, conservan todas sus propias instituciones sociales, económicas, culturales y políticas, o parte de ellas”.    Sin embargo, el principal criterio queda  la adscripción étnica o la conciencia de su identidad indígena. La mayoría de países de Latinoamérica ha incorporado preguntas sobre auto identidad indígena y/o afrodescendientes en sus censos de población.  En el caso de Nicaragua: Chorotega, Nahoa, Matagalpa y Xiu-Sutiaba, en la región del Pacífico Centro y Norte; Miskitu, Mayangna, Rama, Ulwa, Creole, Garífuna en las Regiones Autónomas de la Costa Caribe.

Abya Yala, nombre originario de nuestro continente, alberga 522 pueblos indígenas en las distintas regiones, desde Norteamérica, Mesoamérica, Caribe, Región andina, Amazonía, Patagonia.  Un continente diverso, donde se hablan más de 500 lenguas, muchas de ellas en estado de vulnerabilidad.    

A los pueblos indígenas del mundo, está dedicado el Día Internacional de los Pueblos Indígenas, que se celebra cada 9 de Agosto, con el propósito de concientizar al público acerca de los problemas más acuciantes que afectan a la población indígena e incentivar la movilización de voluntades y recursos para afrontarlos.