El  expresidente ecuatoriano Rafael Correa, afirmó desde Buenos Aires, que confía en que con el apoyo popular,  Alberto Fernández, pueda sacar adelante un país hoy devastado.

Correa ofreció una conferencia en la Universidad de Ciencias Sociales en la que dejó varias reflexiones y señaló que el triunfo del nuevo presidente de los argentinos no solo es una reivindicación para este país, sino que abre la esperanza en América Latina.

«Nuestros gobiernos no pueden abandonar al pueblo, pero el pueblo, tiene que tener paciencia porque a Alberto (Fernández) le dejan un país devastado y remontar eso va a llevar mucho trabajo».

Correa enfatizó que no tiene dudas de que el nuevo mandatario argentino lo va a hacer y remarcó que los gobiernos pueden cometer errores, pero lo que no pueden es equivocarse de lado y abandonar al pueblo.

Sobre la persecución política y judicial que ha padecido en los últimos meses, apuntó que lamentablemente hoy no puede presentarse a la presidencia de su país «porque hicieron un referéndum al que solo le faltó ponerle mi nombre y apellido».

Te puede interesar: Correa rechaza acusaciones de Moreno

«Sí, nosotros tenemos muchas autocríticas para hacer de nuestros gobiernos. Pero sin la complicidad de los medios la derecha no hubiera avanzado como lo hizo»

Asimismo, agregó que en Ecuador el denominado lawfare o judicialización de la política está en pleno desarrollo y relató que él y varios dirigentes sufrieron persecución desde que dejaron el gobierno.