Asela de los Santos Tamayo, fue una destacada revolucionaria y pedagoga cubana, combatiente  de la clandestinidad, nació el 10 de septiembre de 1929 en la ciudad de Santiago de Cuba, Doctora en Pedagogía, Ministra de Educación. Unos años antes del triunfo de la revolución cubana, en 1952, Asela de los Santos, con la edad de 22 años, se integró a las luchas estudiantiles en la Universidad  de Oriente, donde conoció a Villa Espín, dirigente de la revolución cubana, miembro del Movimiento 26 de Julio, de profesión ingeniera química, quién se destacó en la lucha contra Fulgencio Batista. La Compañera Asela participó activamente en las protestas por el golpe de estado del 10 de marzo de 1952, detenida junto a otros combatientes al ser sorprendida repartiendo proclamas. En la historia de Asela, aparece Frank País (Frank Israel País García o «Paris»), al igual que Vilma, era dirigente estudiantil reformista, maestro y revolucionario cubano, quién también se sumó al Movimiento 26 de Julio. Junto a un grupo de revolucionarios trabajó en la búsqueda de distintas formas para ayudar a las sobrevivientes del ataque al cuartel Montada. En el levantamiento del 30 de noviembre de 1956 en Santiago de Cuba, parte de sus responsabilidades fue trasladar, junto a Vilma Espín, de Santiago de Cuba a Manzanillo,  a compañeros que formaron el primer contingente de hombres y armas que se incorporó a las guerrillas comandandas por Fidelidad Castro en la Sierra Maestra. Recordamos su trabajo permanente en el avituallamiento de armas, uniformes y medicinas para el Frente Oriental durante los años de 1958, también se destacan distintos viajes con grupos revolucionarios en Miami y Cuba, en busca de armas. En 1958, se incorporó al Ejército Rebelde en el II Frente Oriental Frank País, dirigido por Raúl Castro. Labor Pedagógica Debido a su labor educativa, se pusieron en funcionamiento y se crearon 400 escuelas y grupos de alfabetización de combatientes en diferentes campamentos hasta el triunfo de la revolución cubana, asumió la Responsabilidad de Superintendente Provincial de Educación en Oriente. Después del Triunfo de la  Revolución Cubana, no podemos obviar, que la Compañera Asela, rescató el papel protagonista de la mujer en Cuba, creando junto Vilma, la Federación de Mujeres Cubanas, la labor principal de ésta federación, era la coordinación y creación de programas con diversos ministerios y organismos de gobierno, destacando las Comisiones de Coordinación del Empleo Femenino, que apuntaba a mejorar la participación laboral femenina y evitar la discriminación en las contrataciones, todo encaminado a lograr el pleno ejercicio de igualdad de la mujer en todos los niveles de la sociedad. Obtuvo la responsabilidad educativa como Secretaria General, del Buró Nacional que había organizado hasta el año de 1966. Se desempeñó como Jefa de la Dirección de Enseñanza y Escuelas Militares Camilo Cienfuegos del Estado Mayor General, ascendida al grado de Capitana en el MINFAR – Ministerio de las Fuerzas Armadas Revolucionarias. El 11 de septiembre 2009, se realizó un acto en su homenaje promovido por la Dirección Nacional de la Asociación de Combatientes de la Revolución Cubana. Falleció en la Habana, el 23 de enero de 2020, a los 90 años, sus cenizas fueron trasladadas al Mausoleo del Segundo Frente Oriental Frank País, en Santiago de Cuba. Un gran ejemplo para la mujer nicaragüense y los países revolucionarios. Asela  de los Santos Tamayo, es y será esa fuerza que motiva a cada revolucionario, a cada hombre y en especial a cada mujer, en la búsqueda de la lucha contra la desigualdad, equidad de genero y oportunidades para las mujeres.