En celebración a los 10 años de fundación del Banco de Leche Materna del Hospital Bertha Calderón, se realizó un acto de homenaje a las madres donadoras de su leche que beneficia a muchos bebés, cuyas progenitoras no pueden amamantarlos por diversas razones.

La compañera Ligia Rodríguez, jefa del Banco de Leche Materna del Hospital Bertha Calderón, explicó que gracias al Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional se han implementado los bancos de leche materna, para buscar una estrategia alimenticia para los bebés, como es la leche pasteurizada que beneficia a todos aquellos niños prematuros y de bajo peso.

«En el proceso de pausterización la leche se convierte en un tratamiento terapéutico para los niños con  enterocolitis necrotizante, con niños de bajo peso y de ayuno prolongado», mencionó.

Destacó que, en el Banco de Leche Materna del Hospital Bertha Calderón, también atienden a los bebés de las madres con VIH y que padecen cáncer, las cuales no pueden amamantar.

Explicó que las donantes son voluntarias y pacientes con un excedente de leche, superior a la demanda de su bebé.

“Nosotros le solicitamos a ellas su excedente, porque lo principal aquí es la leche materna; un sustituto de la leche materna es la leche materna pasteurizada”, detalló Rodríguez.

Te puede interesar: En saludo al Día Mundial de Respuesta al VIH Minsa realiza sesión de trabajo

De igual manera, Brenda Corea, madre donadora de leche materna, dijo que es una experiencia bonita y buena donar leche materna, porque ayuda a salvar vida de niños que lo necesitan.

“Para ser donante se necesita cumplir una serie de parámetros que el hospital establece; la paciente tiene que estar totalmente sana para poder ser donante; una serie de higiene que también se cumplen dentro de la oficina cuando uno ya está donando, finalizó.