Este 23 de marzo, donde se cumplen 41 años de la Cruzada Nacional de Alfabetización, el Comandante Presidente Daniel Ortega y la Compañera Vicepresidenta Rosario Murillo, brindaron un hermoso acto, donde reconocieron el arduo trabajo, entrega y compromiso de los compañeros alfabetizadores.

El presidente inició saludando a todos los alfabetizadores que participaron en esa gran cruzada, rindiendo también homenaje a los compañeros alfabetizadores que ya han pasado a otro plano de vida, «igualmente nos acompaña un símbolo vivo y trabajador siempre alfabetizando, nunca a dejado de alfabetizar, el profesor Pineda, el profesor Orlando Pineda, orden Sandino, el profesor Pineda».

Román, campeón de campeones

El presidente reconoció la disciplina y entrega de Román «Chocolatito» Gonzalez» destacando la escuela en la cual se formó, la escuela de Alexis Arguello, «Hermanos nicaragüenses, familias nicaragüenses, aquí acompañados de los ministros, funcionarios que están al frente de las actividades educativas, acompañados del presidente de la Asamblea Nacional, nuestro hermano Gustavo Porras, queremos en este día, celebrarlo en grande, dándole un fuerte abrazo a este joven que fue a la escuela cuando niño, y que luego fue a la escuela con Alexis, nuestro hermano y que hoy le decimos a Román Chocolatito Gonzalez, bienvenido campeón de campeones, bienvenido siempre, bienvenido campeón de campeones, y a si compañera Katherin, bienvenida, lo inspira a el a que vaya adelante».

En el saber esta el poder

El comandante continuo recordando algunos datos de lo que fue la Cruzada Nacional de Alfabetización, «triunfa la revolución y la primera gran tarea, como había dicho Carlos, allá en la montaña en Pancasan… si, enséñenles a leer, palabra mágica, en el saber esta el poder, el poder para ser libres, en el conocimiento, en la educación, esta el poder para ser libre, la ignorancia nos hace esclavos».

«La primera gran tarea fue asumir la campaña de alfabetización y tuvimos el aporte inmediato, generoso como siempre, del Comandante Fidel, ellos ya habían realizado, después del triunfo de la revolución, la campaña de alfabetización y nosotros lógicamente dábamos también ese paso y le solicitábamos experiencia y acompañamiento de maestros cubanos», recordó el Presidente.

El presidente remarcó que el analfabetismo estaba en la zona rural, en el campo, donde se empezaron a recorrer esos caminos, a descubrir esas comunidades, esas familias en la indigencia y en la pobreza.

«Muchachos y muchachas que se incorporaron a la cruzada y que tenían un ingreso medio, se sorprendían y conmovían cuando encontraban tanto dolor y tanta miseria en las familias de los barrios y en las familias de la zona rural».

El comandante recordó que la herencia dejada por gobiernos que se llamaron democráticos, todos impuestos por los Yankee, con excepción de Zelaya, lo que dejaron fue, dolor, miseria, analfabetismo, «como los ricos en este país crecían y construían muy buenas viviendas y construían muy buenos hospitales privados para ellos, entonces esto les permitía a ellos hacer cada día mas riquezas. ¿A quien beneficiaba ese crecimiento?, ¿a quienes enriqueció ese crecimiento?, ¿a quienes les aseguraba salud en ese crecimiento?«, exclamó el comandante.

Reforma Agraria

«En León se entregaron las primeras tierras a los campesinos y les decía que el acumulado, arrancamos el 34 donde impusieron la paz de los recursos aquí en Nicaragua…45 años, ósea tuvieron la oportunidad los oligarcas, los vende patria, con todo el apoyo de los Yankee y toda la complicidad también de los gobiernos, que se dicen muy democráticos, en Europa, todos se llevaban muy bien con Somoza y bueno la realidad es que en esos 45 años que fue lo que dio ese capitalismo salvaje que se instalo con toda la fuerza, durante 45 años, que es lo que dejo, bueno grupos oligárquicos, duelos de la riqueza, a costa de los trabajadores, a costa de los campesinos, a costa de los desempleados y cuanto más desempleados mejor para ellos porque podrían pagar menos», rememoró el presidente.

El comandante recordó el fallecimiento de su hermana a la corta edad de 5 años, «que recursos podrían tener mis padres para llevar ese niña a un hospital privado a una clínica privada, no tenían recursos para hacerlo, la niña falleció, ahí guardo el retrato de la niña y esta allá en el cementerio de la Libertad, luego al poco tiempo nació un varón, yo tengo dos hermanos mayores y ahora están en otro plano de vida, nació el varón y vivo un año, dos años de vida, tres años y por ahí, nuevamente lo agarra la famosa enfermedad y también lo mata, muere el niño, son niños que los esta matando el sistema, hay que verlo así, el modelo económico que poco le preocupaba la suerte de los pobres en salud, en educación no tenían donde ir para buscar como salvarle la vida a un niño que en otras condiciones, en otras circunstancias se les hubiese salvado la vida, dos niños, mis hermanitos mayores, que llegaron pronto de primero y que pronto también se fueron, que fue el epitafio que le puso mi padre a la tumba de ellos dos».

Es el sistema que se le impuso a este país avalado por la comunidad internacional que se dice democrática, que se dice respetuosa de los derechos humanos, que se dice respetuoso de las mayores libertades, fue ese sistema el que día a día asesinaba niños aquí en Nicaragua y los niños que morían por la Poliomielitis, todos los años morían cantidad de niños por la Poliomielitis.

Ejército alfabetizador

El comandante recordó que la herencia de gobiernos respaldados por los Estados Unidos fue pobreza extrema.

«La revolución llega para cambiar el sistema y eso no le podía gustar ni a los oligarcas ni al imperio y cambiar el sistema era darle la tiera a los campesinos, darle salud, darle educación al pueblo y alfabetizar al pueblo y el 23 de marzo del año 1980, se movilizaron 95 mil 582 jóvenes y maestros, que conformaron lo que se conoció como el Ejército, que no iba con fusiles, que n iba con cañones, sino que iba con cuadernos, con lápices, con la palabra y la solidaridad de los muchachos y muchachas que habían aprendido ya a leer y a escribir y que estuvieron dispuestos a incorporarse como alfabetizadores, dejando por unos meses sus clases en las escuelas, algunos de sexto grado, otros de secundaria, otros universitarios, todos juntos, recorriendo todos esos caminos de Dios que se encontraban en la miseria y descubriendo, muchos de ellos por primera vez, lo que era la miseria y la pobreza y al ver eso, esa juventud se sintió dolida, se sintió adolorida, indiscutiblemente esa juventud dijo, no podemos permitir que vuelva a instalarse en este país ese modelo de capitalismo salvaje».

«Los índices de analfabetismo que se encontraron aquí fue de 50.3 % analfabetismo total, pero si a esto le agregamos el analfabetismo, que no le permite a una persona que medio aprendió a leer, no le permite leer bien, no le permite escribir bien, entonces, llegábamos al 60%, ósea de cada 100 nicaragüenses, solamente 60 podían leer y escribir correctamente, podían comunicarse correctamente y en esa jornada de alfabetización, logramos reducir al 12.9% el analfabetismo, una reducción que inmediatamente tuvo el reconocimiento de la comunidad internacional, tuvo el reconocimiento de los organismos especializados, que calificaron la jornada de alfabetización como la jornada exitosa que haya cumplido con sus objetivos, pero claro había que continuar hasta erradicar el 12.9%»

Instrumentos del sistema

El comandante expresó que los presidentes estadounidenses son instrumentos del sistema de grandes riquezas «Los presidente de los Estados Unidos realmente no deciden mayor cosa, son instrumento del sistema, estoy seguro que el presidente Reagan ni idea tenia de donde quedaba Nicaragua, el venia del cine, era un artista del cine y eso lo llevo para que lo pusieran de presidente, los dueños de la guerra en los Estados Unidos, que son también los ricos, que concentran las riquezas también en los Estados Unidos, un grupo de multimillonarios son los que concentran las riquezas en los Estados Unidos».

De Martí a Fidel

«Durante los 16 años de gobiernos neoliberales ese analfabetismo que había sido reducido al 12.9% se incremento a el 22.9%, ,es decir que cuando nosotros llegamos de nuevo al gobierno en el 2007, en enero de 2007, fuimos de nuevo con aquella campaña que llamamos de Martí a Fidel y nos fuimos de lleno y el profesor Pineda de un lado para otro, por todos lados, desplazándose, movilizando nuevas generaciones…Esto permitió entonces reducir el analfabetismo del 22.9% que habíamos recibido, se redujo al 4.7% esto lo logramos y ya declararlo en el mes de agosto del año 2009, Nicaragua, territorio libre de analfabetismo».

La vacuna es para todos

El Comandante concluyó remarcando que la vacuna contra el Covid-19 viene para todos, priorizando primeramente a los pacientes con cáncer, hemodiálisis, pacientes crónicos, personas que hay que proteger en primer lugar.

«No importa que sea pobre o sea rico, a rodos se les va a aplicar la vacuna, ya se esta haciendo y se continuara haciendo, quiero agradecer a los paises que han estado aportando vacunas a Nicaragua».

«Queridos hermanos nicaragüenses, queridas familias, en este día nuestro homenaje a los alfabetizadores que fueron asesinados, empezando la campaña, fueron asesinados hermanos alfabetizadores, andaban sin un arma, mas que el cuaderno y el lápiz y fueron asesinados, nuestro reconcomiendo a todos nuestro hermanos y hermanas que participaron y a los que han continuados en esa jornada educativa como maestro, como profesionales de la educación formando a la juventud y nuestro compromiso de seguir luchando, de seguir luchando por la paz, por la estabilidad para todos los nicaragüenses y que esto nos permita, como nos ha permitido, seguir afirmando este modelo , que no es el modelo del capitalismo salvaje, sino que es el modelo cristiano , socialista y solidario».