Un día como hoy, 11 de noviembre de 1945, en La Libertad, Chontales, nació el Comandante José Daniel Ortega Saavedra, Presidente de la República de Nicaragua. Ha dedicado toda su vida a la Revolución Sandinista. Es el líder político más importante, en los últimos cien años de historia nacional.

Hijo de Daniel Ortega Cerda y Lidia Saavedra, opositores al régimen de Anastasio Somoza Debayle.

Daniel, con tan sólo 18 años en 1963, inició su carrera política, pero desde más joven integrado e identificado en contra del régimen somocista. Comenzó, de esta manera, una nueva etapa histórica para Nicaragua, el joven chontaleño pasaría a ser miembro de la organización político-militar más importante de la historia de Nicaragua, el Frente Sandinista de liberación Nacional (FSLN).

Al unirse al movimiento revolucionario, ganó con sus acciones el liderazgo dentro de las estructuras, era indiscutible que Daniel, poco a poco, fue creciendo, llenándose de esa experiencia y formación política que vemos hoy.

En el año 1967, fue encarcelado injustamente por la dictadura, durante siete años estuvo bajo las torturas y vejámenes de la guardia somocista. Fue en ese contexto que Daniel realizó trabajo político-ideológico desde la cárcel, miembro de la Dirección Nacional del Frente Sandinista de Liberación Nacional. Con el asalto a la casa de Chema Castillo el 27 de diciembre de 1974, se logró su liberación y la de otros miembros importantes de la Dirección Nacional y miembros del FSLN.

Estuvo en Cuba con varios revolucionarios en preparación político-militar, entre ellos, el Comandante Carlos Fonseca Amador. Regresó clandestinamente a Nicaragua y estuvo en la primera línea de combate, tanto en el Frente Sur como en el Frente Norte.

El 26 de febrero de 1978, cayó en combate su hermano, Camilo Ortega, “El Apóstol de la Unidad”.

En 1979, en los últimos meses, previos a la Ofensiva final, esperando el momento para dar el golpe que derrocaría a la dictadura, el Comandante Daniel fue uno de los miembros que conformó la Junta de Gobierno de Reconstrucción Nacional.

Llegado el triunfo de la Revolución Popular Sandinista, aquel histórico 19 de julio de 1979, luego de entrar a Managua al día siguiente, el Comandante Tomás, expresó: Daniel es viejo militante del Frente, aunque él no es viejo. Ha demostrado una firmeza revolucionaria a toda prueba. Es un compañero que nosotros queremos y respetamos profundamente y no es casualidad que el Frente Sandinista de Liberación Nacional lo haya designado para formar parte de la Junta de Gobierno de Reconstrucción Nacional. Si hay alguien que de verdad que nosotros respetamos es Daniel”.

En 1984, en la celebración de las primeras elecciones libres y soberanas de la historia de Nicaragua, el Comandante Daniel fue electo como presidente de Nicaragua. En enero de 1985, en la toma de posesión, estuvo presente el Comandante en Jefe de la Revolución Cubana, Fidel Castro.

En la década de los ochenta, se dedicó a guiar el país, en medio de una feroz guerra de agresión, organizada y financiada por el imperio.

Pese al contexto de guerra, por primera vez, después de más de cuarenta años de dictadura somocista, el pueblo nicaragüense vio reconocidos sus derechos, destacando el acceso gratuito a la salud, educación y cultura.

Después de la década de los ochenta, con el regreso de los gobiernos neoliberales, el Comandante Daniel continuó al frente de la defensa de las conquistas logradas con la Revolución, dejando claro “vamos a gobernar desde abajo”.

Fueron dieciséis años de gobiernos neoliberales en los que nuestro máximo líder nunca dejó solo al pueblo, mientras se expresaba a través de las protestas populares en defensa del transporte público, salud o bien el 6% constitucional para la educación universitaria. En todos estos momentos, siempre estaba ese hombre que no claudica ante nada y va siempre adelante al frente en búsqueda de justicia y paz para el pueblo nicaragüense.

Pero en 2006, el pueblo dejó su voto en la casilla dos, dando así inicio a la segunda etapa de la Revolución. Así como este pasado fin de semana, los ciudadanos nicaragüenses depositaron su fe y esperanza en el Comandante Daniel Ortega como líder revolucionario que encamina todos los días la continuidad de la Revolución Popular Sandinista.

Muchos líderes revolucionarios y del mundo, han destacado al gran líder político que ha sido durante las últimas décadas el Comandante Daniel. 

Recordamos las palabras del Comandante Hugo Rafael Chávez Frías:

“Aquí estamos Daniel, juntos ahora sí y para siempre, ¡juntos y para siempre! Venimos a darles las gracias de haber nacido, las gracias a Nicaragua por ejemplo que nos ha dado, por el impulso que fue, por impulso que es y por el impulso que será”.

(19 de julio de 2008, acto 29 aniversario RPS)

Tras las Elecciones Soberanas celebradas el pasado domingo, fueron varios líderes políticos quienes expresaron sus felicitaciones al Comandante Daniel Ortega.

Evo Morales: “un saludo al digno pueblo de Nicaragua que en una demostración de coraje y madurez democrática eligió al hermano Daniel Ortega como presidente constitucional pese a la campaña de mentiras, chantaje y amenazas de EEUU. El triunfo de Ortega es la derrota del intervencionismo yanqui”.

Miguel Díaz-Canel Bermúdez, Presidente de Cuba: “Felicidades al hermano pueblo de #Nicaragua, a Daniel Ortega y a Rosario Murillo, por el resultado de las elecciones de este domingo, que fueron una demostración de soberanía y civismo ante la cruel campaña mediática que sufren. Cuenten siempre con el apoyo de #Cuba. Un abrazo”.

Por su parte el ALBA-TPC también manifestó sus felicitaciones al pueblo nicaragüense y al Comandante Daniel por la victoria electoral del domingo 7 de noviembre.

El Presidente Nicolás Maduro twiteó: “Envío abrazo de felicitación al pueblo de Nicaragua, al Comandante Daniel Ortega y a Rosario, por la gran jornada de participación popular y pacífica en las elecciones de hoy #7Nov. Los hijos e hijas de Sandino, votan por la Paz, la estabilidad y la prosperidad de su Patria”.

Celebramos el júbilo de la vida del Comandante Daniel con otra victoria más, con los versos de Bertolt Brecht: “Hay hombres que luchan un día y son buenos. Hay otros que luchan un año y son mejores. Hay quienes luchan muchos años, y son muy buenos. Pero hay los que luchan toda la vida: esos son los imprescindibles.”

Ese es Daniel, nuestro líder revolucionario que ha dedicado toda su vida a la Revolución Popular Sandinista y hoy es uno de los políticos más importantes de América Latina y el mundo, es uno de los imprescindible en nuestra historia heroica y de lucha por la independencia, soberanía y autodeterminación.

¡Feliz cumpleaños Comandante Daniel Ortega!

Fuentes consultadas:

Diario Barricada

19 Digital

Con la colaboración de: Stella Merlos