El diputado Wilfredo Navarro, integrante de la delegación de Gobierno ante la mesa de negociación, rechazó la actitud de boicot de la contraparte.

El diputado Navarro a su ingreso al INCAE, dijo que lo único que genera la contraparte con esas actitudes, es desestabilizar la paz que se continúa construyendo.

«Pretenden acabar con la soberanía en nuestro país. Ellos son los peleles que llamaba Sandino, que se prestaban como instrumento para dañar a esta Nicaragua, la cual todos debemos respeto y que tenemos que defender, pero ya lo decía el canciller, el Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional, va a continuar con ellos o sin ellos», expresó Navarro.

Navarro aseguró que continuarán cumpliendo los acuerdos firmados, un ejemplo es que, «ayer 100 políticos presos que cometieron delitos comunes en los hechos de a partir de abril, fueron liberados, vamos a cumplir con esa voluntad que tiene el presidente Daniel Ortega».

No más mentiras de organismos internacionales

El diputado se refirió a las calumnias y mentiras de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

«Ustedes recuerdan que la Comisión decía que habían 1,000 presos, cuando se conciliaron las listas con la Cruz Roja resultó que sólo habían 500 y al día de hoy después de la liberación de ayer sólo quedan 132 detenidos, que van a ser liberados al 18 de junio. Con eso cumplimos, demostramos nuestra voluntad», destacó.

Navarro también mencionó el programa de regreso voluntario de los nicaragüenses que están fuera del país.

«Vamos a cumplir con las obligaciones que nos impone la Constitución y el acuerdo firmado sobre derechos y garantías. Vamos a continuar galopando en el corcel de la paz y del progreso», remarcó.

La contraparte no conoce las necesidades del pueblo

Navarro dijo que la contraparte no comparece, porque no conocen las necesidades del pueblo de Nicaragua, «porque son hijos de papá, son hijos del dueño del club social que no se rozan con los pobres. Cuando salen a la calle y se topan con un pobre y le dan la mano, después van a su casa a lavarse la mano con alcohol, esos son los que quieren representar al pueblo de Nicaragua y que hoy no están aquí, porque le tienen miedo a la verdad que le decimos, por ello nuestro andar va a ser firme».