El medio argentino, Infobae, este 09 de febrero, dedico un articulo a 10 hermosos lugares en Nicaragua, los cuales conforman el circuito turístico que caracteriza la tierra de lagos y volcanes.

En el articulo destacan que Nicaragua ofrece un sinnúmero de atractivos turísticos para las vacaciones, remarcando que se puede «disfrutar de un entorno maravilloso en el país más seguro de la región».

«El surf, sandboarding, kayak, rápel, canopy, cicloturismo, cabalgata, senderismo, ciclismo de montaña, y excursionismo, entre otros, son algunos de los atractivos preferidos por turistas nacionales y extranjeros. Paradisíacas playas, islas, reservas naturales, volcanes, y ciudades coloniales, te esperan«, menciona el medio.

A continuación, te mostramos los lugares más hermosos, seleccionados por Infobae, los cuales debes tomar en cuenta al visitar la “Tierra de Lagos y Volcanes”.

Granada

La Gran Sultana es la ciudad turística por excelencia de Nicaragua. Puedes caminar y disfrutar de su hermosa arquitectura colonial. Es la ciudad más antigua en el continente americano. En la Calle La Calzada encontrarás de todo, bares y restaurantes, empresas que organizan tours por la ciudad y sus alrededores, así como también tiendas de souvenirs.

Desque aquí puedes decidir si visitar su imponente volcán Mombacho o las más de 360 isletas, de origen volcánico, en el lago Cocibolca, el más grande de Centroamérica. Antes de marcharte de esta preciosa ciudad no puedes olvidar deleitarte con un sabroso vigorón.

San Juan del Sur

La playa favorita de los nicaragüenses y la que ningún turista extranjero puede evitar visitar. San Juan del Sur es un verdadero paraíso de sol y playa ubicado a tan solo 140 kilómetros de Managua, con arena blanca y toque tropical que le da al turista una estancia paradisiaca. A los alrededores se encuentran paredes de tierra que brindan la oportunidad para escalarlas y apreciar una vista panorámica desde las alturas.

Esta antigua aldea de pescadores se ha transformado en uno de los destinos turísticos más importantes del país, famoso por su oferta de entretención, vida nocturna y entornos de playas paradisiacas en la costa del océano Pacífico.

Las playas vecinas no se quedan atrás, son verdaderos lugares de ensueño. Playa Maderas, Marsella, Hermosa y playa El Coco, todas de arenas finas y aguas cristalinas.

León

Otra ciudad colonial, también de las más antiguas del continente, en donde abundan arquitecturas coloniales, destacándose una gran cantidad de iglesias y capillas barrocas, entre las cuales se impone la Insigne y Real Basílica Catedral de la Asunción, la más grande de Centroamérica, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

En sus alrededores destacan las Ruinas de León Viejo, una de las primeras ciudades coloniales españolas del continente, sepultada por siglos bajo las cenizas del volcán Momotombo. Complementan los atractivos de sus entornos hermosos escenarios naturales, entre los que figuran la cordillera de Los Maribios con su conjunto de volcanes y las playas de Poneloya y Las Peñitas en el océano Pacífico.

Masaya

Esta pequeña ciudad, a tan solo 30 minutos al sur de la capital, es la Cuna del Folclore Nicaragüense. Es rica en expresiones culturales y tradiciones, y es un pueblo de laboriosos artesanos.

En Masaya se realizan las fiestas patronales más largas del país; duran tres meses. Posee varias iglesias antiguas y se preservan algunas construcciones coloniales.

Sus principales atractivos turísticos son la antigua Fortaleza de El Coyotepe, en lo alto de una colina; el Mercado de Artesanías; el Malecón, desde donde se puede apreciar la laguna de Masaya, la segunda más grande del país, y una preciosa vista del Parque Nacional Volcán Masaya.

Isla de Ometepe

Es la isla más grande del mundo situada en un lago. Declarada Reserva de Biósfera por la UNESCO. Es la isla de los dos volcanes; el Concepción y el Maderas. En este “Oasis de Paz” podrás disfrutar de sus playas con oleaje y de sus numerosas reservas naturales.

La isla, de 267 kilómetros cuadrados y con una población de un poco menos de 30.000 personas, recibe más de 40.000 visitantes al año.

Puedes visitar, el mismo día, los pintorescos pueblos de Moyogalpa y Altagracia. Es obligatorio visitar la Reserva Natural de Charco Verde, un paraíso natural lleno de increíbles leyendas y la Punta Jesús María, un camino natural en medio del lago que se extiende hasta por 1 kilómetro.

Great Corn Island y Little Corn Island

Dos pequeñas islas, ubicadas en el mar Caribe, son la predilección de los turistas extranjeros. Famosas por sus playas vírgenes paradisiacas, de arenas blancas y aguas turquesas, están rodeadas de exuberantes paisajes tropicales.

Ambas islas, especialmente la más pequeña, tienen el encanto de un desarrollo turístico emergente más bien rústico, con servicios adecuados a pequeña escala que no han alterado su personalidad original. En ellas se pueden realizar caminatas, snorkeling en arrecifes de coral, buceo a gran profundidad y disfrutar del sol en sus arenas.

Archipiélago de Solentiname

Este archipiélago está conformado por un conjunto de 36 islas situadas en el lago Cocibolca, las que se caracterizan por sus exuberantes escenarios naturales, exóticas especies de pájaros, playas con oleaje y rincones totalmente vírgenes y deshabitados

Las islas Mancarrón, San Fernando y La Venada, son las únicas habitadas. Aquí se destacan las comunidades de pintores, quienes han desarrollado un estilo propio y único conocido como Primitivistas de Solentiname.

El archipiélago fue el solar de una cultura precolombina de la que aún pueden observarse una gran cantidad de petroglifos, con figuras de pájaros, monos o personas. En las islas se han encontrado numerosas piezas arqueológicas precolombinas que son exhibidas en museos, en Mancarrón y en San Fernando

Los visitantes pueden aprender a elaborar artesanía primitiva, o pueden alquilar kayaks para disfrutar de las aguas del lago. Por las noches, como no existe luz eléctrica y solo algunas casas tienen energía solar, el lugar es perfecto para la lectura, contemplación y meditación.

Río San Juan

Si tu intención es alejarte del ajetreo y el bullicio de la ciudad, Río San Juan es tu mejor opción. Este caudaloso río, que conecta el lago Cocibolca y el mar Caribe, está rodeado a lo largo de su recorrido por paisajes de exuberante vegetación y pequeños pintorescos poblados que se asoman a sus riberas.

Su mayor atractivo consiste en realizar el viaje río abajo en embarcaciones, pasando por diversos sitios de interés, como la ciudad de San Carlos y el pequeño pueblo ribereño El Castillo con su Fortaleza de la Inmaculada Concepción.

Sobre el río se pueden observar lagartos de diversos tamaños, peces como robalo, lagunero o machaca y el imponente sábalo real que llega a alcanzar una longitud de metro ochenta y un peso de hasta 160 libras. Pero este último, cada vez que se pesca, inmediatamente, se tiene que liberar para preservar la especie.

Reserva de Biósfera Indio Maíz

Es paraíso de vida silvestre es otro de los lugares para visitar en Nicaragua que fascinan por sus bellezas naturales, comprendiendo una vasta reserva de selva tropical con una extraordinaria biodiversidad de flora y fauna, donde son apreciables cientos de especies de aves tales como tucanes, guacamayas, colibríes y loros.

Solo existen dos accesos; por Bartola y San Juan del Norte, el último menos explorado y exuberante, solo visitable con guías de la comunidad de indígenas Rama que han vivido por cientos de años en la selva. Entre sus senderos de diversa dificultad, destaca el que lleva a la Laguna de Manatíes, un recorrido largo que tiene como recompensa poder apreciar estos hermosos animales en su propio hábitat.

Es considerada certeramente como una de las áreas más importantes de Centroamérica debido al valor científico de la alta diversidad de especies vegetales y fauna (tapir, manatí, jaguar, chancho de monte, saíno) y presencia de restos arqueológicos.

Matagalpa

La zona montañosa del norte del país es un área que destaca tanto por sus reservas naturales como por su amplia oferta de turismo rural, con rutas cafeteras y granjas productoras de flores, tabaco y vegetales.

La ciudad de Matagalpa tiene el encanto de su tradición rural, con algunas iglesias dignas de ser visitadas, construcciones en adobe y una amplia oferta de gastronomía local. No deja de ser interesante caminar entre sus calles fotografiando lugares que parecieran suspendidos en el tiempo, entre calles con carretas, personas en atuendos campesinos y músicos callejeros tocando guitarra, trompetas y acordeones.