Con el objetivo de diversificar la producción en el municipio de Tisma, el Instituto Nicaragüense de Tecnología Agropecuaria (INTA) y el centro Kopia, sostuvieron un día de campo con productores, para presentarles los beneficios del cultivo del ajonjolí.

En Tisma, los productores se han dedicado históricamente a la producción de granos básicos, por lo que apuntan a la diversificación de sus fincas para mejorar la economía y alcanzar mercados internacionales, a través del cultivo del ajonjolí.

Park Ho Ki, director del Centro KOPIA Nicaragua, señaló que el ajonjolí es un cultivo muy importante porque ocupa el séptimo lugar en valor de exportación a otros países entre los productos agrícolas.

El director del Centro KOPIA destacó que con el Instituto Nicaragüense de Tecnología Agropecuaria (INTA) se coopera con el proyecto de ajonjolí.

«Introdujimos variedades de ajonjolí coreanas, observemos (…) que permite una cosecha mecanizada y el manejo de este cultivo es muy bueno. Nuestro objetivo es que ahora la producción de ajonjolí de 400kg/ha, sea de 600 ó 700 kg/ha, ya que posee muy buenos nutrientes que beneficiarán a los nicaragüenses», enfatizó Ho Ki.

Además, el director del Centro Kopia expresó su deseo de seguir trabajando arduamente con el INTA, para a futuro contribuir al desarrollo de tecnologías para los productores.

“El objetivo del Comandante Daniel y la Compañera Rosario es que se diversifiquen las fincas y que los productores tengan ingresos de diferentes cultivos para mejorar la calidad de vida de las familias”, destacó Joel Jiménez, delegado del INTA en Masaya.