La Vicepresidenta Compañera Rosario Murillo, recordó que este 15 de enero se conmemora el 51 aniversario del tránsito a otro plano de vida del poeta guerrillero Leonel Rugama.

«Mañana 15 de enero, 51 años del tránsito a otro plano de vida, dando su vida por Nicaragua con aquel famoso, afamado y digno grito de los guerrilleros sandinistas: ‘¡Qué se rinda tu madre!’ Ese grito, ese aullido de heroísmo vive en nuestra Nicaragua bendita en voces dignas, corazones dignos, corazones crecidos en amor a la patria. Vive en toda nuestra Nicaragua, resuena como proclamación de identidad nacional, eso es lo que somos, todos Leonel Rugama con  Leonel Rugama en esa vivencia heroica, histórica y actual», expresó la Vicepresidenta compañera Rosario.

«Nicaragua es libre porque tiene hijos e hijas que la aman. Y cuando decimos que somos libres, decimos a quienes pretenden agredirnos, seguiros agrediendo, atacarnos, seguirnos atacando, continuar descomponiendo la vida buena de los nicaragüenses ¡Qué se rinda tu madre!», agregó.

«Qué viva Leonel Rugama. Allá en Estelí, su ciudad natal, hay un programa de flores, actividades, poemas, recitales de poesía, actos. La juventud viviendo la hazaña de Leonel Rugama y viviendo en esperanzas victoriosas. Los combates, las luchas de hoy son contra la pobreza, fortaleciendo la paz, la concordia, y el encuentro, la vida buena de todos, con el bien de todos en el corazón», agregó.

«Allá en Estelí y aquí en Managua donde cayó Leonel, estaba recordando aquella hermosa canción, dice: donde cayó Camilo nació una Cruz, una cruz de Luz. Donde Leonel proclamó la dignidad de Nicaragua nacieron miles de luces que son las que hoy, como sol, como esperanza victoriosa, llenan nuestras vidas«, afirmó la compañera Rosario Murillo.

«Desde la juventud decíamos estamos participando en los homenajes y actos de compromiso con  nuestro poeta joven Leonel Rugama. ahí tenemos todo un plan que el día de mañana desarrollarán los muchachos y muchachas, avanzando con el compromiso de Leonel que nos mostró el camino de los valientes, el camino de la nobleza, el camino de quienes todos los días trabajamos sin cobardía y sin ninguna pretensión de dañar a nadie o de destruir nada. Esa es la gran diferencia de los valientes, consecuentes, hermanos y hermanas entregados, que ofrendaron sus vidas para que vivamos como vivimos hoy en esta Nicaragua, libre, bendita, cristiana, solidaria, de fuerza inmensa», concluyó.

Reforzar el cariño en Nicaragua

Dijo la compañera Rosario Murillo que en «nuestra Nicaragua queremos todos los días reforzar el cariño entre las familias nicaragüenses porque somos una gran familia».

Debemos «reforzar nuestra vida en permanente encuentro, diálogo, reconciliación, eso es lo que hace a los países grandes, que los pueblos seamos capaces de caminar con cariño, con amor, con propósito de encuentro, en paz y teniendo conciencia al derecho al bienestar de todas las familias sin exclusión, sin discriminación», valoró.