El Ejército de Nicaragua como parte del plan de empleo de fuerzas y medios de apoyo a la población ante situaciones de desastres, ha desplegado a 1 mil 500 efectivos militares a la zona de impacto del Huracán de ETA, para búsqueda, salvamento y rescate de la población que pueda resultar afectada.

En conferencia de prensa, el Jefe del Estado Mayor de la Defensa Civil, General Rogelio Flores informó que el plan involucra a la Fuerza Naval, Fuerza Aérea y todas las unidades militares de Nicaragua, para el traslado de la población a lugares seguros y apoyo a los centros de albergue.

«A partir de la activación de este plan y tomando como eje todos aquellos elementos que el Gobierno de la Republica  va dando a conocer para activar todos los componentes a nivel nacional, como es el caso de las alertas», mencionó Flores.

El General Flores informó que la Fuerza Aérea cuenta con seis medios para la realización de exploraciones y traslado de suministro humanitario que se encuentre en lugares de riesgo, así como, la realización de evaluación de daño y análisis de necesidades.

«La Fuerza Naval cuenta con 30 unidades de superficie disponible en la zona de impacto, de igual manera, para desarrollar todo este proceso de trabajo que tiene que ver en coordinación con las autoridades locales para el apoyo de las situaciones de riesgo«, destacó Flores.

«La Fuerza Naval ha venido coordinando esfuerzos con las empresas de cara a tener las embarcaciones listas si se necesita apoyo con la población. Completamos el traslado de tropas hacia la zona y se han adelantado equipos de trabajo hacia el sector. Se apoyó el traslado de pacientes de Bilwi hacia lugares seguros», destacó.

Además, el Ejército en conjunto con las autoridades locales han identificado puntos de crisis donde la población del río Prinzapolka, río Bambana, río Waní, desembocadura del río grande de Matagalpa y la parte baja del río Coco, en el sector de Waspán, donde fueron evacuadas.

 El jefe de la Fuerza Naval del Ejército de Nicaragua, contralmirante Ángel Fonseca Donarire, que “llevamos la comunicación constante y el monitoreo constante de la navegación de estas embarcaciones. Se realizaron coordinaciones con empresas pesqueras para lograr la evacuación de los pescadores en los cayos misquitos a través de 119 embarcaciones, asimismo se evacuaron 1500 personas”.