Más de 30 millones de ucranianos están llamados a participar este domingo en las elecciones para decidir entre un nuevo mandato de Petró Poroshenko, o una alternativa representada por el comediante Vladímir Zelenski.

Los comicios del 31 de marzo serán las primeras elecciones generales desde el 2014 tras el golpe parlamentario apoyado por occidente contra el entonces presidente Viktor Yanukovych y que derivó en la actual crisis en Ucrania.

A las elecciones presidenciales se presentaron 39 candidatos de los 44 registrados inicialmente. El líder del Parlamento de Ucrania, Andréi Parubi, oficializó el pasado 28 de noviembre , la solicitud de realizar las elecciones presidenciales para el próximo 31 de marzo de 2019.

Las elecciones estarán a cargo del Comisión Electoral Central (CEC) de Ucrania que dispuso 29.824 centros de votación a lo largo del territorio ucraniano.

De acuerdo a lo dispuesto por las leyes electorales si alguno de los candidatos no alcanza más del 50 de los votos en la primera ronda, se procederá a una segunda vuelta que se llevará a cabo el 21 de abril.

Los resultados preliminares de la segunda ronda deberán ser publicados por el CEC el 1 de mayo y los oficiales el 4 del mismo mes.

El candidato que resulte victorioso deberá esperar hasta el 3 de junio para jurar como presidente ante el Parlamento y asumir oficialmente como jefe de Estado para los próximos cinco años.