Los hijos de los campesinos también tienen derecho a ser médicos, ingenieros, abogados, a ser científicos en el Campo agropecuario (…) porque lo que se está haciendo es lo que mandan los principios fundamentales de lo que se conoce como derechos humanos, así lo expresó el Comandante Daniel Ortega, presidente de Nicaragua durante el acto del 41 aniversario del cierre de la Cruzada Nacional de Alfabetización.

 Además, el Comandante Daniel Ortega fue enfático cuando dijo que «no solamente los ricos tienen derecho a la educación, los pobres también tienen derecho a la educación».

Para la rectora de la UNAN Managua y presidenta del Consejo Nacional de Universidades (CNU) doctora Ramona Rodríguez, las palabras del Comandante Daniel Ortega son importantes, debido a que tiene una visión de garantía de los derechos humanos para todos los nicaragüenses, especialmente, en la continuidad de la educación en todos los niveles.

«En los 14 años de Gobierno Sandinista, liderado por el Comandante Daniel Ortega, la educación ha vivido un proceso evolutivo avanzando y tenemos un trabajo articulado los subsistemas,  es decir, el Consejo Nacional de Universidades (CNU), el Ministerio de Educación (MINED), el Tecnológico Nacional (INATEC) y el Subsistema Educativo Autonómico Regional (SEAR), para continuar avanzando, prosperando y erradicando la pobreza», detalló la doctora Rodríguez.

Destacó que el orgullo que produce el programa de primaria, secundaria y universidad en el campo, puesto que, Nicaragua se convierte en un ejemplo con el modelo de educación gratuita y de calidad, centrada en la persona, familia y comunidad.

«Nosotros como Consejo Nacional de Universidades (CNU) nos da mucha satisfacción saber que tenemos el respaldo de la presidencia del Comandante Daniel Ortega para continuar con el Programa Universidad en el Campo (…) para llevar la educación superior gratuita y de calidad a todos los jóvenes de la zona rural», especificó la doctora Rodríguez

El secretario técnico del Consejo Nacional de Universidades, Jaime López, señaló que la oferta educativa de la Universidad en el Campo, nace como conforme a la demanda que tenga en el territorio.

López mencionó que con las escuelas de oficios, estudios técnicos y escuelas de campo se hace una atención permanente a todos los nicaragüenses que desean continuar con su formación académica.

«La escuela en el campo que impulsa el Ministerio de Educación es un programa importante que permite la continuidad educativa de aquellos jóvenes que cuando culminaban su educación primaria no tenían las posibilidades de seguir con su educación, porque los colegios quedaban distante, ahora si existe, porque también hay que decirlo, no existe un solo municipio del país, que no tenga facilidades para impartir clases, todos tienen», remarcó López.

La educación pilar fundamental para derrotar la pobreza

La presidenta del CNU, Ramona Rodríguez, aseguró que la educación es la base para que Nicaragua continúe avanzando, prosperando y erradicando la pobreza.

«Nicaragua tiene un gobierno revolucionario donde la educación está garantizada para todos y principalmente, para las familias pobres del campo y cuidad», agregó.

«El comandante Daniel Ortega señaló algo que hemos vivido en Nicaragua, que si no hubiese sido por la revolución no hubiéramos sido formados, porque venimos de familias pobres donde gobiernos como el somocista y neoliberales no se garantizaban la educación para todos y todas, esto se logra en un gobierno revolucionario donde está priorizada la atención a estos jóvenes de familias pobres , campesinas, que generalmente el derecho estaba vetado para tener un acceso a una educación gratuita debido a que la visión era privatizar todo», aseveró la doctora Rodríguez.

El secretario Técnico del CNU, Jaime López recordó que la primera acción que realizó el Frente Sandinista de Liberación Nacional al asumir el Gobierno de Nicaragua en el año 2007 fue la gratuidad de la educación, un bien jurídico que había sido privatizado y alejado de la concepción de un derecho humano necesario para el desarrollo del país.

«La educación y salud ocupan un lugar central en las políticas publicas de nuestro gobierno de unidad nacional, como parte de eso se ha garantizado que las universidades, por ejemplo, tengan el 6 por ciento constitucional, año con año», finalizó López.