Dios pague con creces su gran caridad y el cielo les colme de dicha y de paz.

Las posadas son una tradición de nuestros pueblos creyentes católicos, que conmemoran el nacimiento de Jesús o el niño Jesús (Nuestro salvador), peregrinando durante nueve días (1 novena) todas las familias nicaragüenses madrugan y asisten a los templos para participar en estas fiestas

El origen de las posadas en nuestro territorio americano fue en México y se han expandido en todos los países Nuestro Americanos y de habla hispana, siendo parte de las festividades en este fin de año, rogando y pidiendo intercesión al niño Jesús, por la salud, prosperidad, amor entre hermanos y solidaridad, siguiendo las enseñanzas de nuestro salvador.

Esta novena da inicio a partir del 16 de diciembre, según la iglesia católica, terminando posteriormente el día 24 en noche buena, esperando el nacimiento de Jesús.

La recreación del padecimiento de la virgen María y la enseñanza de la obediencia de José a dios todopoderoso, recorriendo desde Nazaret hasta la ciudad de Belén donde se da este único acontecimiento que vino a cambiar la vida de toda la humanidad

José y María recorren todos los hogares a los que es tocada la puerta y se hace un canto de petición a que dejes entrar a Dios hecho carne en tu casa

En estas fiestas de fin de año, el equipo de Barricada, te desea que vivas el adviento y el nacimiento de nuestro salvador en cada hogar y comunidad de nuestra Nicaragua siempre linda, libre y soberana “

“Dios les bendiga”

«En el nombre del cielo»

En nombre del cielo
 les pido posada,
 pues no puede andar
 mi esposa amada.

 Aquí no es mesón,
 Sigan adelante
 Pues no puedo abrir,
 No sea algún tunante.

Son dos peregrinos
 que en extraño suelo
 andan sin consuelo
 buscando un hogar. .

Aquí no hay asilo,
es tiempo importuno,
en sitio ninguno
se les puede albergar. .

Venimos rendidos
desde Nazaret,
yo soy carpintero,
mi nombre es José.

No me importa el nombre,
Déjenos dormir;
Pues que ya les dije,
No vamos a abrir.

En nombre del cielo
buenos moradores,
den a estos viajeros
Posada esta noche.

¿Quién a nuestras puertas
en noche inclemente
se acerca imprudente
para molestar?

Permitan que insista,
la noche es muy fría;
va muy delicada
mi esposa María.

¿Eres tú, José?
¿Tu esposa es María?
entren a esta casa,
ya los conocía.

Dios pague con creces
su gran caridad
y el cielo les colme
de dicha y de paz.

«Entren santos peregrinos«

Entren santos peregrinos, peregrinos,
reciban este rincón.
Y aun que es pobre la morada, la morada,
se las doy de corazón
Cantemos con alegría, alegría,
todos al considerar.
Que Jesús, José y María y María
nos vinieron hoy a honrar.