Dentro de los desplazados al menos hay 1.361 niños que no se encuentran junto a sus familias, a causa de la erupción

Unas 416.000 personas en la región oriental del Congo fueron evacuadas tras la erupción volcánica del Nyiragongo, según informó este domingo la Oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA).

Según aclaró este organismo en un informe, en la ciudad de Goma continúa el regreso gradual de los residentes que se habían ido después de una orden de evacuación del 27 de mayo.

Además, revelaron que existen 35 casos sospechosos de cólera en la zona sanitaria de Kirotshe y  la asistencia alimentaria y de agua potable a las personas desplazadas está en curso. Unos 1.361 niños no están acompañados por su familias como resultado de la erupción volcánica.

Te puede interesar: barricada.com.ni/400-mil-desplazados-por-erupcion-volcanica-en-congo/

El gobernador de la provincia de Kivu del Norte, teniente general Constant Ndima Kongba, visitó a los desplazados internos en la ciudad de Sake el sábado y les pidió paciencia respecto su regreso a la ciudad de Goma.

Igualmente, enfatizó en que las autoridades laboran en colaboración estrecha con expertos extranjeros y el Observatorio Vulcanológico de Goma (OVG) para lograr una solución adecuada que garantice el regreso sostenible a la ciudad.

Por su parte, el ministro de Industria y exgobernador de Kivu, Julien Paluku, está en Goma desde el 24 de mayo monitoreando la situación volcánica y funciona como enlace entre los gobiernos central y provincial, así como el OVG, según OCHA.

El jueves 27 de mayo, informó que los expertos estaban tratando de confirmar si la lava pertenecía al cráter del volcán. “Llegaron allí y continúan compilando los datos, yendo cuesta abajo, vieron un mvt sospechoso y alertaron a los ciclistas. Ellos y los materiales están intactos”, agregó.

El volcán Nyiragongo entró en erupción el 22 de mayo y el flujo de lava se movió hacia el este a la vecina Ruanda, matando a más de 30 personas y dejando enormes daños y pérdidas a su paso. Según sus estimaciones, la OVG alertó que hay altas probabilidades de que se dé una nueva erupción.

Cerca de 250 personas fallecieron cuando en el monte Nyiragongo entró en erupción en 2002, al tiempo que 120.000 habitantes se quedaron sin casas cuando la lava llegó a Goma.

Tomado de : teleSurtv.net