Al menos 163 ciudades continúan afectadas por las fuertes tormentas, 151 se encuentran en situación de emergencia.

Las fuertes lluvias que inundaron ciudades enteras del sur de Bahía a lo largo de diciembre 2021, con 25 muertos y 643.000 damnificados, se están trasladando a las regiones del centro y sureste de Brasil.

Los territorios de Tocantins, Goiás y más de un centenar de municipios del norte de Minas Gerais, como Mato Verde, Río Pardo de Minas y Porteirinha están siendo monitoreados por la Defensa Civil ante el riesgo de desbordamiento de ríos.

Al menos 163 ciudades continúan afectadas por las tormentas, 151 se encuentran en situación de emergencia. Bahía enfrenta la peor precipitación acumulada en el mes de diciembre desde 1989, informó el Gobierno estatal esta semana.


Las lluvias que dejaron un rastro de destrucción en Bahía también afectaron a Minas Gerais. El Boletín de Defensa Civil de Minas Gerais muestra que al menos seis personas han muerto debido a las tormentas, 3.007 residentes se quedaron están sin hogar y 12.467 se encuentran damnificadas.

El gobierno de Minas Gerais declaró una situación de emergencia en 124 ciudades muy afectadas por las tormentas de los últimos días. Son ciudades ubicadas principalmente en el norte de Minas, región que limita con el Noreste.

El estado de Sao Paulo también se puso en alerta por la amenaza de fuertes lluvias. El Gobierno  anunció que un grupo de trabajo actuará para minimizar el impacto de las tormentas.

Son más de 12 mil profesionales del Cuerpo de Bomberos y de la Defensa Civil del Estado movilizados para trabajar en todas las regiones de Sao Paulo.

Especial atención reciben las regiones de Araçatuba, Baixada Santista, Barretos, Campinas, Franca, Ribeirão Preto, Sao José do Rio Preto, Sorocaba, Vale do Paraíba, Costa Norte y la región metropolitana de la capital, con previsiones de hasta 120 milímetros de lluvia por día. 

En Araraquara, Bauru, Itapeva, Marília, Presidente Prudente y Vale do Ribeira, la previsión meteorológica es de un volumen diario de hasta 90 mm.

La situación, según los expertos, está relacionada con un fenómeno atmosférico conocido como la Zona de Convergencia del Atlántico Sur (ZCAS).

Este evento es descrito por el Instituto Nacional de Meteorología de Brasil (Inmet) como un corredor de humedad que se extiende desde el noreste hasta el Atlántico sur.