La Compañera Rosario Murillo, Vicepresidenta de Nicaragua, reflexionó este 27 de mayo, a propósito de la aproximación del Día de las Madres, que “las mujeres que somos madres, tenemos la enorme responsabilidad de trasladar, de generación en generación, cultura de paz y bien, cultura de familia, valores de familia, que son defensa del bien común”.

En ese sentido, agregó que “esos valores de familia nos defienden, nos distinguen y nos sentimos orgullosos de vivir como familia que procuramos sean bien avenidas y las madres lo procuramos más con tanto esfuerzo y sacrificio de las valientes madres nicaragüenses, empeñadas en avanzar en caminos de concordia”.

Te puede interesar: Página web del proyecto OTOP promoverá productos artesanales con altos estándares de calidad

Cómo nos sentimos de infinitamente agradecidos a Dios, por nuestras mamás y por ser madres, y traer al mundo, dar a luz, seres humanos que nos corresponde, decíamos, formar en esos valores de nuestra cultura que es buena, que es santa, porque es una cultura de devoción, de creyentes, una cultura que cree, que crea, una cultura de paz, de encuentro de reconciliación permanente en nuestros hogares, nuestras familias y comunidades”, enfatizó.

Dijo que este 27 de mayo, casi 500 familias se reunieron con sus seres queridos que permanecían por distintas fallas en el Sistema Penitenciario.

Y fue el mejor regalo para sus mamás, recibirlos en sus casas, el beneficio legal de convivencia familiar, para asegurar una nueva oportunidad en la vida, trabajar para honrar a Dios sobre todas las cosas, a las familias, a las mamás, honrar a Dios, servir a Dios y servir a la Patria, realizándonos cada uno en nuestros oficios, en nuestros afanes y en nuestros estudios”, dijo.

También felicitó a la Camerata Bach, a los hermanos y hermanas que en el Teatro Nacional Rubén Darío estarán rindiendo homenaje a las madrecitas queridas, a las madres nicaragüenses en una presentación especial para jubilados del Inss y por la noche otra para el público en general y el sábado 29 en la Plaza Juan José Quezada de León.

Estamos teniendo todos los cuidados. También se han realizado conciertos de Incanto, Amor de Madre, en las cabeceras departamentales. Ayer en Masaya, mañana en Boaco, y todo esto festejando agradecidos a Dios, por la paz, por la familia, por los valores de familia, por nuestras mamás, que como decimos, estén aquí con nosotros, o estén ya en el cielo, son ángeles que nos cuidan. Felicitaciones al maestro Ramón Rodríguez por estos conciertos especiales que está haciendo hoy en la Sala Mayor del Teatro Rubén Darío con todas las medidas, y el sábado 29 en la Plaza Juan José Quezada. ¡Honor a quien honor merece! Nuestras valientes, potentes mamacitas queridas”, reiteró.