El 9 de septiembre de 1978, hace 42 años, varias ciudades de Nicaragua, entre ellas, Estelí, Managua, Matagalpa, Chinandega y Masaya, se insurreccionaron en contra de la dictadura, con el Frente Sandinista de Liberación Nacional a la vanguardia de estas acciones.

En 1977 empezó la “ofensiva ininterrumpida”, se dio la toma de Granada y la insurrección de Monimbó en 1978, lo que iba permitiendo a las fuerzas sandinistas adquirir experiencia, al igual que el desarrollo e integración de columnas guerrilleras, que se fueron fogueando más y más en cada hecho insurreccional.

El Equipo de Barricada/Historia comparte con sus lectores la entrevista realizada a uno de esos jóvenes, un héroe de la Revolución, Comandante Guerrillero y Coronel en retiro, Elías Noguera, quien tenía 23 años, cuando desempeñó un papel beligerante en Septiembre de 1978, integrado en el Frente Norte Carlos Fonseca Amador.

Comandante Elías Noguera, septiembre 1978, combatiendo en las calles de Esteli, durante la Insurrección de la misma.
Comandante Elías Noguera, septiembre 1978, combatiendo en las calles de Esteli, durante la Insurrección de la ciudad.

El Comandante Noguera para inicios de 1978 fue designado como segundo Jefe del Destacamento Jorge Sínforoso Bravo y como Jefe Facundo Picado. Nos comentó que desde meses previos a septiembre se reunieron Francisco Rivera “El Zorro”, Felipe Escobar jefe de la GPP, Facundo Picado y él (Elías Noguera), y luego se une José Carmen Aráuz “El Segoviano”, en Estelí buscando la unidad de las tres tendencias.

“El Zorro nos dice que lo había enviado la Dirección Nacional tercerista que prepara las condiciones en general para una insurrección que avizoraba a nivel nacional…nos reunimos y nos dice El Zorro se hará un levantamiento horizontal de varias ciudades, principalmente, de occidente, es decir, Chinandega, León, ataques en Managua… el Frente Sur también iba a continuar con su misión”  

Así se comenzaron a organizar: “Nos establecemos en una casa de seguridad que le llamábamos “el cuartelito” en el barrio San Antonio de uno de los colaborares, José Flores, y en otra casa de seguridad…”

El armamento jugó un papel muy importante en la insurrección a lo que el Comandante Noguera refiere como fue que se prepararon con pertrechos para la acción que venía: “En Ocotal si habían unas armas en Ocotal, en Macuelizo y en la ciudad Nueva Segovia…empezamos a llevar armas a Estelí y compañeros que se iban a integrar a la insurrección de Estelí”.

Preparación de los guerrilleros para la insurrección

Para el mes de agosto “Ya a esas alturas, de esos meses, hemos organizado y hemos preparado varias escuelas político-militares a grupos de compañeros: obreros, campesinos, técnicos profesionales, mujeres, jóvenes, estudiantes. Los metíamos en las casas de seguridad y en el monte en las periferias de la ciudad de Estelí” preparación por la que también pasaron en las otras ciudades para lograr el levantamiento popular.

Pelotón de hombres y mujeres (30), en febrero de 1979

Se les daba curso a los compañeros de táctica militar, formación política y también teníamos explosivos TNT, dinamita, habíamos fabricado unos niples, granadas caseras y una buena cantidad de tiros, conocer el terreno, ubicarnos en la ciudad, hacer planes, el levantamiento operativo de toda la ciudad; la carretera, los caminos de acceso y planes de acciones”.

El 15 de agosto de 1978, el grupo de Los Doce “encabezaron una movilización popular en Estelí y ya lo habían hecho en otras ciudades de Nicaragua, era parte de la organización de política de agitación organizacional y que las otras tendencias hacían su trabajo, porque nos unían más cosas de las que nos dividían”, comenta el Comandante Noguera.

Elías Noguera (izquierda) Francisco Rivera «El zorro» (derecha), Esteli Cerro Cuba en 1979

Insurrección de septiembre 1978

Entrando en el contexto de la insurrección “En Septiembre hay coordinación con las otras tendencias… la formación en la montaña se había fortalecido, porque a partir de octubre de 1977, se oxigenó bastante porque la guardia bajó de la montaña a la ciudad, miraban con peligro porque los cuartes donde estaban era en el centro de la ciudad”.   

Había un Estado Mayor de las fuerzas guerrilleras compuesto por: Francisco Rivera Quintero, Facundo Picado, Elías Noguera, Froylán Turcios, Prudencio Serrano, Violeta Jiménez, Óscar Benavides, Orlando Benavides y con ellos un plan para la toma de Estelí.

“Viene el Zorro, dice – mirá vamos a atacar y tomarnos el Comando de Estelí y es el objetivo, con el pueblo. Entonces se formaron varios grupos para Septiembre del 78. Se formaron varios grupos, en el primero grupo va el Zorro con una escuadra de seis hombres y una mujer, Violeta Jiménez…van al lado frontal del Comando y el 8 de septiembre es ataque al Comando de Estelí”, añade el Comandante Noguera.

En imágenes(de izquierda a derecha), Comandante Elías Noguera (Con muletas), Germán Pomares Ordoñez jefe del frente norte Carlos Fonseca Amador, Compañero Tapia y Javier Carrion

La escuadra a cargo de Elías Noguera al lado Este de la ciudad de Estelí por donde está el estadio de fútbol y esperando lo indicado que el Comandante Francisco Rivera Quintero empezara la línea de combate contra la Guardia Nacional. Relata “Cuando escuchara los disparos, me iba a incorporar inmediatamente”.

Te puede interesar:Insurrección de 1978: FSLN y el pueblo organizados en una ofensiva contra la dictadura somocista

Los otros compañeros estaban ubicados de la siguiente manera: 2José del Carmen Aráuz “El Segoviano” va emboca en Santa Cruz con cinco hombres, es un emboscada de contención por si llegaba refuerzos de Matagalpa o Sébaco de la Guardia Nacional. Al norte de Estelí, buscando la Escuela de Agricultura y Ganadería está de Jefe Facundo Picado de un grupo, en un lugar que le dicen Las Mesitas y al Oeste se va Juan Alberto Blandón, Prudencio Serrano, Orlando Benavides y otros compañeros más, en San Roque, hacen una emboscada en un lugar que le dicen La Pita”.  

Francisco Rivera Quintero, herido en combate contra el cuartel de la guardia nacional, Estelí 1978.

Inician los combates, se hace coordinación con los compañeros de la GPP donde está Julio Ramos, Felipe Escobar y Felipe Saénz que se integran a participar en la insurrección. “Inicialmente una escuadra de la GPP para el ataque al Comando participó Julio Ramos. Cuando el Zorro se va acercando a dos cuadros del Comando y hay un corte de energía, cuando el CPF ve al Zorro y le dispara al Zorro y lo hiere en su mano izquierda y así el combatió. El factor sorpresa desaparece, estoy a cerca del campo de futbol con mis compañeros de lucha.  

Se da el combate con el Zorro, lo combaten con la tanqueta, lo hieren a Violeta y él Zorro heroicamente la rescata, porque la tanqueta se fue sobre ella, le salva la vida y no queda otra opción de retirarse más hacia la ciudad, porque atacaron con las tanquetas”.

Comandante Elías Noguera junto al Comandante Germán Pomares Ordoñez 1979 Cerro Ceiba

Sigue narrando: “Yo comencé a combatir y logramos destruirle una ametralladora 30 guardias y nos replegamos en la madrugada y me echan la tanqueta que le echaron al Zorro, pero no me toca más que replegarme a los barrios, por la alcaldía, y se repliega el Zorro por la Normal y yo por el norte de Estel”.

La ciudad fue dividida entre dos grupos de combatientes, donde estaba ubicado el Comandante Elías Noguera se ubicó desde barrio EL Rosario, El Puente Viejo, el Doctor Munguía, la calle de los bancos y al Zorro le tocaba el otro lado, fueron tres combates.

Algo importante que nos relata es la cantidad de días que estuvo insurreccionada la ciudad de Estelí, trece días, fue bastante tiempo en comparación al resto de ciudades como León y Chinandega que sólo estuvieron entre dos a tres días insurreccionadas, también destaca las acciones en Managua, así como en el Frente Sur.

Germán Pomares Ordoñez «El Danto» 1979, a la derecha Prudencio Serrano jefe de la columna Guerrillera.

Estelí por su parte “la guardia bombardeó con bombas de 500 y mil libras, murió mucha gente civil, muchos combatientes. Una de las bajas más duras fue Facundo Picado muere por la Escuela de Agricultura y Ganadería, heroicamente persistiendo, porque llegó tarde el correo que indicaba el Zorro la retirada, el Segoviano salió herido, entre otros valiosos compañeros que cayeron heroicamente”.

Con la Operación Omega que desplazó las fuerzas de la Guardia Nacional en las ciudades insurreccionadas, se fue obligando al movimiento revolucionario a, esto dejando muchos combatientes heroicos caídos, heridos, pero podemos valorarlo como una experiencia de riqueza en el escenario del combate que fortaleció el movimiento guerrillero liderado por el Frente Sandinista y las acciones que no se detenían en contra de la dictadura somocista.

En los días sucesivos, la insurrección continuó en Managua, entre los días 10 y 11 la guardia recuperó la ciudad, por su parte las ciudades de Chinandega y León, resistieron un poco más, hasta 13 y 17, respectivamente, pero fue Estelí donde se contó con el coraje de 150 hombres en armas para resistir y atacar la guardia somocista, hasta el 22 de septiembre, que se vieron obligados a realizar al retirada estratégica por el refuerzo que la guardia recibió.

Hoy, a 42 años de esta gesta heroica, agradecemos el valioso aporte del Comandante Elías Noguera por compartir su experiencia, por contribuir en el rescate de la memoria y valor histórico que tuvo la insurrección septiembre para alcanzar el triunfo de la Revolución Popular Sandinista el 19 de julio de 1979, Revolución que continúa hoy, como el mismo Comandante Noguera afirma: “Unido el Frente Sandinista se puede avanzar más...vamos avanzando en pasos gigantes. Tener nuestro propio criterio del sandinismo mismo, por lo que luchó Sandino, se mantiene vivo. Unir y organizarnos para luchar y luchar”.

¡Honor y Gloria a los Héroes y Mártires de la Insurrección de Septiembre 1978!

Entrevista: Iris Varela
Transcripción y redacción: Stella Merlos