La compañera Claudia Cárdenas codirectora del Instituto Nicaragüense de Tecnología Agropecuaria (INTA), destacó que este 2021 se tiene programada la entrega de 400 mil bonos tecnológicos a familias productoras de todo el país.

Suena sencillo decir 400 mil bonos, pero estamos hablando de producir a la máxima potencia desde el trabajo institucional, desde todos los centros tecnológicos todos estos materiales. Estamos hablando de bonos de todos los rubros, no solamente granos básicos, sino raíces y tubérculos, gramíneas, frutales, de todo lo que el productor necesita para terminar de reactivar sus unidades de producción”, comentó.

Cárdenas destacó el éxito con el que se terminó el 2020 con la inseminación bovina y porcina. La meta del año pasado era 10 mil cerdas. Este año son 35 mil cerdas. En la parte bovina son 100 mil vientres a inseminar.

Otra meta es la inauguración de 37 centros a nivel nacional, 17 granjas nuevas de porcinos, el año pasado se inauguraron 8 granjas nuevas de mejoramiento genético porcino, donde las familias tiene acceso a material genético.

Te puede interesar: Misión Técnica de Taiwán imparte taller sobre herramientas geo informáticas para el cultivo de frijol a técnicos del INTA

En el caso del ganado, la meta es de 100 mil vientres bovino, un reto porque significa casi el 2 por ciento del hato nacional. Como institución, al INTA le corresponde 25 mil vientres.

Es un año de pasos trascendentales, a otros niveles, siempre pensando que todas estas tecnologías, por muy costosas que sea, saber que están a la disposición de las familias, sobre todo de las más necesitadas, de las familias pequeñas”, enfatizó.

La compañera Claudia Cárdenas codirectora del INTA, y el compañero Luther Casco, director de investigación de esa institución, estuvieron en la Revista En Vivo con Alberto Mora de Canal 4, en el que destacaron que a pesar de las dificultades el 2020 se cerró con muy buenos resultados de trabajo coordinado entre las instituciones que atienden el sector agropecuario.

Cárdenas añadió que fue un año 2020 donde se puso a prueba la capacidad de la institución de responder a dos huracanes fuertes, donde no solo es reactivar la economía, sino garantizar a la población el material necesario para continuar la siembra del ciclo de apante.

INTA: Nicaragua avanza en producción de ajonjolí con cooperación de Corea del Sur

No obstante, aparte de ese trabajo emergente de los últimos meses del año pasado, esta institución venía realizando un trabajo coordinado para satisfacer la demanda de los productores, en talleres, capacitación con la participación de 150 mil productores en estos eventos en medio de una pandemia.

Contradictoriamente lograron tener un mayor alcance utilizando toda la tecnología disponible, donde los productores se conectaban desde los 100 telecentros en todo el país.

Añadió la compañera Claudia Cárdenas que se avanzó en el fortalecimiento de los 14 centros de desarrollo tecnológico, donde se están estableciendo las validaciones de las nuevas investigaciones.

También destacó la entrega de los 100 mil bonos tecnológicos, a raíz del paso de los dos huracanes, donde se enfocaron principalmente donde se dio mayor afectación: Costa Caribe Norte, parte de Jinotega, parte de Matagalpa.

INTA y Kopia Nicaragua evalúan proyecto de arroz en San Isidro, Matagalpa

No obstante, es importante señalar que el trabajo del INTA es todo el año, donde a los productores y familias nicaragüenses se les hace entrega de bonos tecnológicos y material genético.

Por su parte el compañero Luther Casco, director de investigación del INTA relató que fue un reto muy grande organizar la entrega de 100 mil bonos para ser entregados en dos meses para reactivar la economía de las familias que fueron afectadas principalmente en la Costa Caribe.

Estos 100 mil bonos contemplaban la entrega de semillas y significó que en estos 100 mil bonos se estarían estableciendo 15 mil manzanas con semillas de variedades mejoradas, lo que significa un empuje enorme a la producción de apante, que es una de las principales en esa zona. Estamos hablando que de esas 15 mil manzanas estamos esperanzo una producción de 300 mil quintales de frijoles. Es algo sin precedentes en Nicaragua”, subrayó.

Tomado de: El 19 Digital