11 de Octubre 2021

Belgrado, Serbia

Su Excelencia Aleksandar Vučić

Presidente de la República de Serbia.

Su Excelencia Ilham Aliyev

Presidente de la República de Azerbaiyán y Presidente del Movimiento de Países
No Alineados.

Señoras y Señores Ministros, de los países del Movimiento de Países No Alineados

Observadores, invitados especiales y miembros de la prensa que nos acompañan.

  1. La delegación de la República de Nicaragua transmite un saludo fraterno de nuestro Presidente, Comandante Daniel Ortega Saavedra y de nuestra Vicepresidenta, Compañera Rosario Murillo, con un mensaje de Paz, Salud y Prosperidad para todos nuestros Pueblos y Gobiernos. Agradecemos la amable hospitalidad del Gobierno y Pueblo de Serbia.
  1. En momentos en que nuestros pueblos continúan enfrentando los embates de la Pandemia COVID-19, transmitimos nuestras condolencias para los pueblos del Mundo, y en particular para las familias que han sufrido la pérdida de seres queridos por esta crisis sanitaria. Nuestro reconocimiento, también, a todas y todos los trabajadores de salud.
  2. Es lamentable e inaceptable el acaparamiento de Vacunas para el COVID-19 por parte de los países desarrollados, lo cual ha resultado en el poco acceso a las vacunas para los países en desarrollo. Es justo y necesario proveer la transferencia de la tecnología y de recursos financieros, así como, eliminar las patentes de las vacunas, que deben ser consideradas un bien común de la humanidad.
  1. En esta Conmemoración de los 60 años de nuestro Movimiento, en un mundo lleno de desafíos y crisis, de intervenciones y agresiones, debemos continuar reafirmando los principios de Bandung, fomentando en conjunto, medidas y acciones de Respeto Supremo a la Carta de las Naciones Unidas, defender la paz, la inviolabilidad de la soberanía de los Estados, el derecho inalienable de los pueblos a su autodeterminación, la no injerencia, justicia y solidaridad entre Seres Humanos.
  1. El Movimiento de Países No Alineados debe redoblar los esfuerzos de paz, para que prevalezca el diálogo y la negociación por encima de la guerra, el armamentismo y la imposición, demandando que los recursos que se destinan para la guerra, la agresión y desestabilización de los países, se dispongan con espíritu humanista para la vida y para la paz, la seguridad y el progreso de los pueblos.
  1. Nuestro Movimiento debe proponer un nuevo Contrato Internacional Post-Covid, basado en el Multilateralismo, que promueva y defienda el Derecho Internacional, la Cooperación y Solidaridad para el desarrollo que debe existir en la implementación de la Agenda 2030 y sus Objetivos de Desarrollo Sostenible, con Justicia con Climática y Reparación, sobre todo, en un mundo volátil amenazado por el unilateralismo y el hegemonismo.
  1. Reiteramos nuestro rechazo y condena a las ilegales Medidas Coercitivas Unilaterales, que han afectado la economía, estabilidad, paz y el desarrollo de las familias, pueblos y naciones, cuya aplicación en estos tiempos de Pandemia, las convierten en crimen de lesa humanidad.
  1. Nuestra solidaridad de siempre con nuestras hermanas repúblicas de Cuba y Venezuela, que continúan resistiendo actos de terrorismos, bloqueos, sanciones económicas, todas las agresiones del imperialismo y sus acciones desestabilizadoras, y nuestro rechazo a los continuos intentos de desestabilización en el Hermano Estado Plurinacional de Bolivia.
  1. Expresamos nuestro pleno respaldo con la causa y los anhelos de autodeterminación, paz y justicia del heroico pueblo Palestino, con Jerusalén Oriental como su Capital, y en base a las fronteras de 1967.
  1. El Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional se mantiene firme y comprometido con la preservación de la paz, la estabilidad y la seguridad en Nicaragua, desarrollando e implementando sus políticas y programas para garantizar la prosperidad para todas y todos los nicaragüenses, con inclusión y sin distinciones.
  1. Permítame concluir, con las palabras de nuestro Presidente, Comandante Daniel, cito: “Y al enfrentar esta Pandemia, esta Epidemia que nos une a muchos, pero que no nos a une a todos, los Pueblos que estamos en el Movimiento de Países No Alineados, sus Gobiernos, tenemos que unir, hoy más nunca, nuestro Espíritu Solidario, nuestro apego al Derecho Internacional, y de esa manera influir para que se pueda cambiar el Modelo que se ha impuesto sobre el Planeta, y que tiene sufriendo, la violación de los Derechos Humanos, a millones de Seres Humanos”.