NICARAGUA ha exigido el fin de “todas las ilegales medidas coercitivas”, incluidas las sanciones de Estados Unidos, mientras advierte de una campaña de trucos sucios antes de las elecciones Presidenciales y Parlamentarias de  noviembre.

“Se está desarrollando un ataque implacable y sin precedentes contra el gobierno y el pueblo de Nicaragua impulsados ​​por narrativas falsas promovidas por los medios de comunicación de derecha financiados por Estados Unidos y figuras “opositoras”, advirtió el gobierno sandinista en una declaración.

Varios informes de los medios occidentales acusan a las autoridades nicaragüense de detener a figuras de la oposición, una narrativa que los críticos dicen que es parte de un intento más amplio de desacreditar al gobierno y sembrar discordia en el período previo a las elecciones.

Pero aquellos que han sido detenidos están bajo investigación por delitos graves, incluido el blanqueo de capitales, traición y conspiración sediciosa, con el gobierno insistiendo en que está operando de forma abierta y transparente, de conformidad con la legislación nicaragüense.

Entre las figuras de la oposición detenidas se encuentran Cristiana Chamorro, cuya Fundación Violeta Barrios de Chamorro para la Reconciliación y la Democracia es acusada de recibir millones de dólares de organizaciones estadounidenses, incluida la obscura National Endowment for Democracy (NED), que se formó en 1983 «para hacer hoy lo que hizo encubiertamente hace 25 años la CIA».

Ese dinero supuestamente se canalizó luego a varios familiares y varias organizaciones de medios de la oposición, incluyendo Canal 10, Canal 11, Canal 12 y Vos TV, Radio Corporación y el programa de radio Café con Voz; así como los medios en línea 100% Noticias, Articulo 66, Nicaragua Investiga, Nicaragua Actual, BacanalNica y Despacho 505.

Este es un método probado y comprobado de los servicios de inteligencia de Washington. Durante la guerra fría, la CIA financió Radio Free Europa / Radio Liberty como  un canal de noticias explícitamente anticomunista, que bombardeaba con propaganda a los estados soviéticos.

En una etapa, incluso empleó a varios ex agentes nazis que habían estado involucrados en actividades antisoviéticas bajo la dirección de Adolf Hitler.

Las autoridades nicaragüenses explicaron que la personalidad jurídica del Partido Conservador había sido revocada porque había dicho que no participaría en las elecciones, siendo la participación un requisito legal en el país centroamericano.

El Partido de la Restauración Democrática también se consideró inelegible ya que no había actualizado a las autoridades electorales sobre los cambios en su Estatutos internos, como deben hacer todas las partes.

Varios «usurpadores de la oposición» están siendo investigados por recibir millones de dólares del gobierno de los EE. UU. a través de NED, USAid y otras agencias, con el objetivo de “derrocar el gobierno del Presidente Daniel Ortega”.

Un total de 19 partidos se han inscrito para disputar las elecciones, ya sea individualmente o como parte de una alianza.

“Nicaragua está comprometida con la celebración de elecciones libres, justas y  transparentes este 7 de noviembre”, dijo en  una declaración el gobierno, exigiendo el fin de la interferencia.

También pidió el levantamiento de las sanciones, que describió como “Un crimen de lesa humanidad” mientras el país enfrenta los desafíos de la pandemia mundial de coronavirus.

Tomado de: Morning Star

Versión original en Ingles