El Embajador extraordinario y plenipotenciario del Perú, Alfredo José Castro Pérez-Canetto recibió la Orden José de Marcoleta, en el grado Gran Cruz, departe del Gobierno de Nicaragua.

La ceremonia estuvo presidida por el compañero Denis Moncada Colindres, ministro de relaciones exteriores, quien fue el encargado de imponer dicha condecoración al embajador peruano por el arduo trabajo realizado en cinco años en el país.

La orden referida, es la máxima distinción que otorga la nación nicaragüense por los méritos extraordinarios adquiridos en el desarrollo de las relaciones internacionales o diplomáticas.

El canciller Moncada se dirigió al embajador peruano diciendo, «otorgamos la orden José de Marcoleta, en el grado de Gran Cruz como reconocimiento que concede con mucho aprecio el Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional, de la República de Nicaragua al término de su misión en nuestra nación».

De igual manera, Moncada refirió que el embajador Pérez-Canetto llegó a Nicaragua, hace cinco años en representación del gobierno peruano para fortalecer los lazos de amistad y cooperación entre ambos países.

«Expresamos nuestras felicitaciones y buenos deseos al embajador, para que continúe con éxitos y prosperidad sus nuevas misiones y proyectos personales al lado de su familia», subrayó el canciller.

Por su parte, el Embajador extraordinario y plenipotenciario del Perú, Alfredo José Castro Pérez-Canetto, quien estuvo acompañado por su familia en la ceremonia, agradeció al comandante Daniel Ortega y a la compañera Rosario Murillo por la distinción otorgada y por la respetuosa acogida en Nicaragua.

«Todas despedidas nos obliga a una reflexión y en mi caso parto con la convicción de haber realizado el mayor esfuerzo para conducir de la mejor manera posible las relaciones del Perú y Nicaragua desde octubre del 2014», finalizó Pérez-Canetto.