Para avanzar en la consolidación de los lazos de amistad y cooperación recíproca, Nicaragua y Cuba suscribieron un convenio bilateral que contempla la más amplía colaboración en materia de ejecución de sentencias penales, de personas sancionadas a privación de libertad.

Para la ejecución del presente convenio, el Gobierno de Cuba designó como autoridad central al Ministerio de Justicia y el Gobierno de Nicaragua, a la Corte Suprema de Justicia.

La doctora Alba Luz Ramos, presidenta de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) indicó que «este convenio tiene como objetivo que los nacionales de ambos países que se encuentren cumpliendo condena en uno de los territorios de las dos partes, puedan ser trasladados a su país de origen a efectos de seguir cumpliendo el resto de su condena».

«El traslado de la persona a su país de origen, solo podrá efectuarse con el consentimiento expreso del condenado ante la autoridad competente, de acuerdo a las leyes del estado trasladante y a las disposiciones del presente convenio, señaló la doctora Ramos.

Te puede interesar: Embajadora de México en Nicaragua visita Corte Suprema de Justicia

La presidenta de la Corte Suprema de Justicia, reiteró la voluntad del Gobierno de Nicaragua, por seguir trabajando en el fortalecimiento de los lazos de amistad y cooperación con Cuba , así como, la mayor apertura al mayor acceso a la justicia para los ciudadanos.

El embajador de Cuba, Juan Carlos Hernández, dijo que el convenio representa mucho, ya que se firma en un simbólica para ambas naciones, ya que este 19 de mayo se cumple el 126 aniversario de la caída en combate del líder José Martí, así como, el pasado 18 de mayo, la conmemoración del 126 aniversario del natalicio del General Augusto C. Sandino.

«Estamos haciendo con esta firma un hermanamiento más, un paso en nuestras excelentes relaciones bilaterales, que viene a complementar otros acuerdos que se han firmado a lo largo del tiempo (…) y tiene un significado especial porque nos demuestra la comunidad de intereses que existe entre Cuba y Nicaragua en este peldaño para ir fortaleciendo, ampliando nuestras excelentes relaciones políticas también», expresó el embajador Hernández.

«Tiene que ver con la costumbre, reinserción cercana a la familia. Estamos dando un ejemplo de voluntad política de ambos países, en el fortalecimiento de estas relaciones y yo creo que nos demuestra que tenemos que seguir andando en ese camino», destacó.