En completa normalidad, habitantes de Santa Teresa realizan sus labores cotidianas para garantizar el sustento a sus familias, además de aportar al desarrollo económico del país que se vio afectado por las acciones violentas de la derecha golpista en semanas pasadas.

Los negocios y los mercados de esta localidad abrieron sus puertas desde horas muy tempranas para ofrecer a sus clientes la variedad de sus productos.

Gracias al gobierno sandinista pobladores de esta localidad han disfrutado de paz y tranquilidad en los últimos 11 años, quien se ha caracterizado por las buenas obras de mejoras y mantenimiento a través de la alcaldía municipal.