Rosalina Santa Cruz, hermana del asesinado preso político, Fernando Santa Cruz, solicitó se abra un juicio político contra el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, luego de las declaraciones que ofreciera el mandatario referente a la muerte del líder estudiantil en manos de la dictadura de esa nación suramericana en 1974.

De acuerdo con las palabras de la profesora Santa Cruz, el mandatario brasileño se jactó de conocer los detalles y las circunstancias de la muerte de este líder estudiantil.

Jair Bolsonaro declaró en un encuentro con medios de comunicación, el pasado lunes 29 de julio, que tenía en su poder información relevante de la desaparición y muerte de Fernando Santa Cruz, que podría suministrarle estos detalles a Felipe Santa Cruz, presidente de la Orden de Abogados de Brasil (OAB) y además hijo del desaparecido.

Te puede interesar: China culpa a EE.UU. del fracaso de negociaciones

Rosalina Santa Cruz arremetió contra lo que consideró una actitud de odio y maldad contra la memoria de su hermano.

«Estábamos indignados, porque somos una familia que luchó duro para aclarar el caso de Fernando. Estamos muy orgullosos de nuestra participación, nuestra vida política. Somos buenas personas Bolsonaro es un individuo que ensalza la tortura, un crimen contra la humanidad. Es un individuo de odio, de maldad», dijo Rosalina Santa Cruz.

Medios locales brasileños aseguran que Bolsonaro está en conocimiento de los crímenes de lesa humanidad, tortura y violaciones cometidos por la dictadura militar apostada en Brasil desde 1964 hasta 1985.