Para el fortalecimiento del sistema de prevención y tratamiento de la enfermedad renal crónica, el Ministerio de Salud (MINSA) con el apoyo de la Embajada de China Taiwán, capacitaron a servidores públicos en nutrición clínica.

El taller fue impartido en el marco del Proyecto de fortalecimiento del sistema de prevención y tratamiento de la enfermedad renal crónica, que desarrollan Taiwán y Nicaragua.

El embajador de la República de Taiwán, Jaime Wu, recordó que el proyecto inició en 2019 y que en la actualidad se están enfocando en la prevención de la enfermedad renal crónica.

«La prevención es lo más importante. (…) La alimentación es un buen hábito para evitar este problema y ayudar a los pacientes a controlar el proceso de su enfermedad, sobre todo, a quienes presentan síntomas leves”, detalló Wu.

Te puede interesar: Instalan jardines terapéuticos en saludo al día mundial de la salud mental

Asimismo, el embajador de Taiwán señaló que este proyecto ha diseñado diferentes materiales educativos para que el personal de salud pueda utilizarlo en la sensibilización del paciente.

Informó que se trabaja en la formulación de la segunda etapa que está prevista iniciar en enero 2022.

La asesora presidencial para temas de salud, doctora Sonia Castro, señaló que el proyecto contempla el desarrollo de capacidades y formación de médicos, enfermeras y nutricionistas.

«Un médico internista se está formando como nefrólogo en Taiwán, así como, enfermeras , médicos y nutricionistas, para desarrollar todas las medidas de prevención alrededor de la salud renal”, destacó la doctora Castro.

Remarcó que la nutrición es importante porque es la que puede hacer prevención del daño renal y las personas que ya tienen la enfermedad puedan detener la progresión de la enfermedad”.

Dijo que se espera trasladar los hábitos relacionados a la nutrición a las embarazadas y padres de familias.