En lo que consta al desarrollo de la sociedad, la región y en los últimos 30 años en Nicaragua, los «demócratas» solo son los cómplices de las mayores traiciones a ésta y de las heridas más profundas de América Latina.

¿A quiénes me refiero? A los libero-conservadores de siempre. Han querido borrar de nuestras mentes quienes son y lo que son. Los hijos de genocidas, promotores y autores de guerras civiles, de la perdida de la soberanía con injerencias militares extranjeras directas e indirectas, quienes han hecho de Nicaragua perder la mayor parte de su territorio.

Comerciante, Licenciado, Doctor, Ingeniero ¿Recuerdan los apagones de ocho horas? Madre, Padre, Hermano, Hijo, Estudiante ¿Recuerdan cuando se iba a sentar al piso en la escuela? Familia ¿Te acordás cuando no tenías título de tu casa? Obrero, Campesino ¿Te acordás cuando tu vecino cancaneaba al leer? Mujer, Madre, Hija ¿Se acuerda cuando solo soñaba con ser gerente? O eso no es una normalidad, son conquistas a costa de una verdadera democracia. Asi es, del Demos al Kratos, el concepto como tal, de ser Pueblo a ser El Poder, es eso lo que somos.

Necesitamos conocer el enemigo común, debemos estar a la vanguardia a la conquista de intereses comunes. Este enemigo libero-conservador ha utilizado su arma mortal, la que arbitrariamente la historia le ha adjudicado y nosotros luchamos por reconquistar, la Economía. El pequeño comerciante, trabajador, cuentapropista; motor de la economía, piedra angular del Estado-Nacion.

El libero-conservador es solo un factor de producción (debería de ser, más no es más que un parasito) y en lo que a lo político respecta, son entes independientes con los mismos niveles de participación que nosotros. Sin embargo, este no es el caso, sigue la lucha por el poder, donde no nos podemos rendir.

¿Cuál es esta arma? ¿La Economía? No. El Capital-Terrorismo. La imposición y la ruptura total del orden social en contra de la voluntad de la mayoría. La unilateralidad y violación a la de contratos económicos y sus responsabilidades para con la sociedad, así como también la violencia económica directa hacia la libre circulación y comercio. ¿Por qué Terrorismo? Porque desde un principio no ha  hecho más que crear pánico, desesperación y destrucción a todas y todos los nicaragüenses (Sabemos muy bien que no nos representan). Jamás vi que velaron por la gente, una minoría política que violentaba y violentó estando en el poder los derechos humanos elementales como es el trabajo, salud y educación. Cosas que se violentaron por 16 años consecutivos y, en efecto
recientemente, 3 meses el año pasado.

Solo voy a compartir unas pequeñas experiencias que todos vivimos por parte de estos criminales Alimentados, Entrenados, Financiados y Asesorados por el Yankee Invasor; una vez el terror oficializado. De estos son 3 los elementos fundamentales.

1- Los Tranques, el terrorismo que significó a nivel nacional e internacional fue fatal, una de las más nefastas artimañas del Capital-Terrorismo, y reitero, no me refiero a la tortura de ancianos (y desaparición), mujeres y personas de la diversidad sexual que se documentaron.

Me refiero a la violencia económica que sufrimos todos los ciudadanos al estar arbitrariamente enjaulados en nuestras comunidades, cuando tenemos la lógica y vital necesidad de la libre circulación ya sea para la compra de bienes y servicios, como lo son medicamentos, el estudiar y trabajar. Terror el perder tu trabajo por no ir y cuidar a tu familia. Terror el que tu Alma Mater perezca en llama a manos de delincuentes. Terror el no tener insulina o el poder hacer tu diálisis o quimioterapia en tu hospital público o con la seguridad social. Pero todos esos eran “estudiantes”, los “angelitos”, más bien terroristas del ISIS que de delincuentes, al morir, se convertían en “mártires estudiantiles”.

2- Los famosos paros “nacionales”. Y no me refiero a los paros De facto que significaron los ya temibles tranques. Me refiero a los manifiestos “cívicos” que los ladrones de cuello blanco, los saqueadores de nuestras tierras, los explotadores de nuestro pueblo, la “sangre azul”, aglutinados en la mafia de sicarios llamada COSEP. Dirán muchos que no hay nada de terrorismo, pues si lo hay y mucho. Empezando desde el primer hecho que delinquen contra los pilares en el comercio. Los I) contratos, 2) responsabilidad social empresarial y también el 3) libre mercado. Sobre contratos podemos ver como plazas comerciales cierran  arbitrariamente (hasta plataforma para caos igualmente) bajo unilateralidad de un gremio que quienes alquilan, no están asociados a su sicario sector, generando pérdidas inmediatas por los gastos en salarios y alquileres. La responsabilidad social empresarial es otro elemento, no el oportunismo de marketing de “Fundraising” y evasión de impuestos que hacen los sangre azul cuando no están haciendo lavado de dinero con sus ONG´s, si no a la  responsabilidad que tienen en la sociedad al ser pate del sector financiero, transporte, abarrotes, mejor dicho, al ser el factor de producción de una sociedad, así como la garantía de la estabilidad laboral y goce de derechos plenos. A ellos no les importa si ese día era el día de pago de la casa, de la tarjeta, del carro, de la refrigeradora, no les importa. Tampoco les importa que vos tenías que comprar la leche, la comida, que tu única razón de ese día era trabajar, pues sabes que, si salís a la calle a andar normal en las redes terroristas de bots y trolls te empiezan a fichar y a amenazar con tu vida. Finalmente, el Libre Mercado, y nos referimos a la más brutal que nos expone el Capital-Terrorismo, puesto que muchos pequeños emprendedores, cuentapropistas, profesionales trabajadores del diario por lo general, y de no ser así no nos podemos atener a las arbitrariedades de un grupo LiberoConservador, y nosotros si debemos cumplir con nuestro papel en la sociedad. Eso es lo de menos, las amenazas que suceden si abrías tu negocio, si andabas en la calle con la camisa de tu empresa (si era de las que no paraban), el tener que dormir y bañarte en la empresa, el cerrar y procurar los gastos, el defenderte cuando toque pago a los proveedores, el ver como un día de vacación se te utiliza para política, el recibir amenazas de muerte, atentados físicos contra tu persona y destrucción a tu propiedad.

3- El tercer factor es algo en que generalmente participó todo mundo a costa de la anarquía en que degenera la auto convocación, la desesperación que genera el silencio, la tentación que la pobreza, y la falta de conciencia de 16 años perdidos más 10 años de una guerra de agresión; los Saqueos. Estos mismos tuvieron muchas expresiones, de las cuales solo me voy a dedicar a expresar una para no divagar. El famoso día de la “liberación” de Granada por parte de “Monimbó”, casualidad de la vida andaba por esos días la ex convicta apodada Chilindrina, repartiendo su dosis de desinformación con noticias falsas y agitación de masas. Ese día las personas de los mercados populares amanecieron agotadas tras noches de vigilia ante cualquier posible intervención por parte de los delincuentes mercenarios títeres del imperio, donde se dieron enfrentamientos hasta el amanecer (y con una policía acuartelada). Llega un contingente terrorista del ISIS (Estudiantes de Ciencias del Hurto) encapuchados de la derecha fascista (que el “Latino” Oppenheimer nunca vio), fuertemente armados destruyendo edificios tras edificios, muchos de ellos patrimonios históricos como lo es la Alcaldía de Granada. Entre todo esto, vimos el Capital-Terrorismo, la sectorización, saqueos selectivos (los únicos de sangre azul fueron los electrodomésticos), pero en sí, todos ellos desde sus mansiones o la metrópolis (el imperio yankee) mientras nosotros en  carne viva viviendo la deshonra de nuestras ciudades, mientras corríamos por nuestras vidas e igualmente para rescatar nuestras pertenencias y en cada uno de esos instantes, los medios de desinformación anunciando los saqueos cuando ni habían empezado, pues éramos el Demos (pueblo) quien protegía sus pertenencias.

Que podemos analizar de estos tres puntos, que el Kratos no es solo la administración, debemos recuperar y ganar espacios en el marco de la ley, dar marcha y fuerza a la economía, y poner en su lugar a los sicarios de sangre azul, que con su Capital-Terrorismo nos hicieron 3 meses duros para nuestra patria, nuestra revolución. Yo me sumo a la dignidad de este pueblo resaltando y recordando que son los mismos de siempre libero-conservadores sangre azul, quienes quisieron heredar el poder somocista, quienes abandonaron desde un principio la revolución pues siempre tuvieron la mentalidad golpista (quítate tu pa ponerme yo), quienes han chupado y vivido de la sangre de nuestros héroes y mártires y que, como judas, deniegan responsabilidades en todo procedimiento revolucionario. Pero se han equivocado, al final 10 años duros nos llenaron de patria, 16 años de miseria nos llenaron de conciencia, sabemos que hemos vencido, que hemos conquistado y que, no pudieron ni podrán. Muerte al imperio, muerte a sus títeres, viva la revolución en todas sus etapas y trincheras, el Capital-Terrorismo jamás nos rendirá.

Por: Clandestino Sandinista