“Hoy estamos inciando un nuevo período del pueblo presidente”, fueron palabras de la compañera Rosario Murillo, tras culminar el acto donde fue juramentada como vicepresidenta de Nicaragua, para los próximos 5 años. 

La vicepresidenta de Nicaragua, Rosario Murillo, calificó al día como histórico porque fue parte de un proceso de soberanía nacional, donde el pueblo heroico alcanzó con orgullo, la victoria electoral. 

Asimismo, indicó que “hoy es un día de inicio y reinicio de todos los programas  y planes que deben llevarnos adelante  fortaleciendo la paz , el bien, la concordia y el derecho de todos de vivir tranquilos, seguros, trabajando, estudiando, atendiendo nuestra salud y prosperando”. 

Se refirió a la Presidenta del Consejo Supremo Electoral, Brenda Rocha, destacando que “en los ojos de hermanas heroicas, sentimos aquella juventud que también dio todo por la vida, por la salud, por el derecho de las familias nicaragüenses a vivir, estudiando, trabajando y prosperando”. 

La juventud es eterna , esa que no pudo ver el triunfo pero están con nosotros creando los nuevos tiempos de victorias que nos comprometen todos los días; porque sabemos que a ellos, los héroes, a los mártires,  los nicaragüenses por gracia de Dios, que creemos y amamos a nuestra Nicaragua, están aquí hoy iniciando un nuevo período del pueblo presidente”, agregó. 

Calificó de retrógrados a quienes intentaron de llevar muerte y destrucción en 2018. 

Te puede interesar: Comandante Daniel Ortega: «No estamos pidiendo limosna, estamos pidiendo justicia»

Manifestó que “las luchas gracias a Dios, son distintas a ese episodio terrrible de abril; ese episodio fue el intento de volvernos al somocismo, a la dictadura más feroz, una de las feroces que ha conocido  América Latina”.

Dijo que también “están todos los hermanos que han dado la vida por la patria, la han entregado precisamente batiéndose con los retrógrados; toda esas almas buenas, aquí están y nos inspiran, a ellos agradecemos estos nuevos tiempos y estos nuevos días, estamos creando; fortaleciendo , consolidando La Paz, porque sin ella, sin estabilidad, no podemos avanzar contra la pobreza”. 

“Las familias con la firmeza, coherencia , el sentido de dignidad, patriotismo que tenemos, supimos transcender esos momentos tenebrosos, íbamos muy bien y eso lo que quisieron interrumpir, porque este proceso y proyecto revolucionario es para la justicia y paz, para que el pueblo todo, son excepciones , tenga el derecho a trabajar y prosperar”, aseveró.