La famosa aplicación de mensajería instantánea WhatsApp descarga y guarda por defecto todas las imágenes que nuestros contactos nos mandan.

Por lo que el teléfono puede quedarse sin memoria libre rápidamente. Un artículo publicado este martes en el portal Gizmodo explica cuál es la solución a este problema.

En primer lugar debemos dirigirnos al apartado ‘Configuración’, dentro de la propia aplicación, y buscar la sección ‘Datos y Almacenamiento’.

Una vez allí, en el caso de iOS debemos seleccionar el tipo de archivo y pulsar la opción ‘Nunca’ para impedir la descarga automática. Para Android, es necesario elegir cuándo usar los datos móviles y quitar la opción ‘Fotos’. Además, hay que repetir dicho procedimiento cuando estemos conectados a una red ‘wifi’ o ‘roaming’.

El portal aconseja desactivar esta opción, porque de lo contrario, y dependiendo del uso que le demos a la aplicación, podemos quedarnos sin espacio en muy poco tiempo.

Te puede interesar:

WhatsApp limita el reenvío de mensajes para combatir noticias falsas